Atletismo / 40 aniversario del CA Pitiús

Premio para los tres mosqueteros

| |

Valorar:
preload
Una foto de familia tomada al término de la ceremonia con los premiados, organizadores, personalidades políticas y representantes federativos, ayer en Can Ventosa.

Una foto de familia tomada al término de la ceremonia con los premiados, organizadores, personalidades políticas y representantes federativos, ayer en Can Ventosa.

23-10-2015

Felipe Vivancos, Mar Sánchez y Mario Avellaneda, los tres mosqueteros del atletismo pitiuso, fueron homenajeados ayer en Can Ventosa, donde se dieron cita unas 200 personas para homenajear a estos grandes. Los tres atletas, ya retirados de la competición –el primero aún no ha anunciado oficialmente–, salieron del auditorio con la insignia de oro del Club Atletisme Pitiús durante una ceremonia que sirvió también para conmemorar el cuadragésimo aniversario de dicha entidad deportiva.
Hablar de estos tres deportistas es hacerlo de tres leyendas del atletismo pitiuso, especialmente los dos primeros, pues llegaron a participar en unos Juegos Olímpicos. Vivancos, que se dedicó a los 60 y 110 metros valla, y Sánchez, especialista en salto con pértiga, estuvieron en Atenas’04 y Sydney’00, respectivamente. El vallista también logró la mínima para los Juegos de Pekín’08, pero una lesión le impidió asistir a la cita.
Felipe Vivancos puede presumir en su currículum de contar con una docena de títulos nacionales absolutos, seis en los 110 metros valla en pista cubierta (2000, 2002, 2003, 2004, 2005 y 2010) y otras tantas en los 60 metros valla al aire libre (2002, 2003, 2004, 2005, 2009 y 2011), además de otros en categorías inferiores. También brilló en el panorama europeo y mundial.
Mar Sánchez, que también hizo esto último y se lució en categorías base, se hizo hasta en cinco ocasiones con la corona absoluta de España (1998, 2000, 2001 y 2005). Batió varias veces el récord nacional y se proclamó subcampeona del mundo júnior.
Mario Avellaneda carece de un currículum tan completo, pero no por ello deja de ser importante. Según comentó Toni Roig, presidente del CA Pitiús, «tuvo marca mínima para los Juegos Olímpicos pero le fue complicado ir porque delante tenía a García Bragado y Valentín Massana». Con todo, destacó que «fue sexto en la Copa de Europa, noveno en una Copa del Mundo y campeón de Europa por equipos».
Para el máximo mandatario del CA Pitiús, estas insignias de oro son «un reconocimiento a su trayectoria». Lo que no sabía es que él y Jordi Cardona, presidente y entrenador del CA Pitiús respectivamente, también iba a recibir otra por su enorme e impagable dedicación. Fue, sin duda, lo más emotivo de una gala en la que también fueron galardonados José María Odriozola y Ramón Cid, presidente y director técnico de dicha organización, así como varios patrocinadores (Es Freus, Colonya Caixa Pollença, Servicios Palau y Space).
Por otra parte, el próximo 6 de noviembre, el CA Pitiús realizará un acto de hermandad con los que fueron atletas, directivos o entrenadores hace años. Además, en la matinal del día 8 se celebrará una trobada de exatletas y una caminata.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.