El orgullo de la isla

Eivissa |

Valorar:
preload
Irene Carrión, lista para lanzar a la portería rival.

Irene Carrión, lista para lanzar a la portería rival.

18-02-2017 | DANIEL ESPINOSA

PUCHI: 23

ALCOBENDAS: 25

Cuando uno habla del Ants Bfit Muchoticket Puchi no puede evitar que se le caiga la baba. El equipo ibicenco, el orgullo de la isla, volvió a exhibir su potencial en el segundo partido de la Copa de la Reina e hizo las delicias del numeroso público que se dio cita en el pabellón de Santa Eulària. Y eso que perdió. Sí, lo hizo por 23-25 ante el Alcobendas, que estará en la fase final, pero eso no impide que se tenga que hablar de hazaña, porque el único superviviente de Plata puso contra las cuerdas a un clásico de la máxima categoría nacional que celebró por todo lo alto el pase. No era para menos, pues había tumbado a un conjunto ibicenco que ya había liquidado al Base Villaverde, también de Honor, en la ronda anterior y que hizo temer a las madrileñas por la clasificación.
El Puchi dijo adiós a la fase final de la Copa de la Reina, pero se va de la competición con la cabeza alta. El equipo de Noel Cardona, ante un millar de espectadores, dio la cara y tuteó al Alcobendas pese a su titubeante inicio. La victoria pudo decantarse de cualquier lado, pero finalmente se la quedó el cuadro madrileño.
El conjunto visitante se las prometía muy felices en el arranque del duelo, cuando el marcador indicaba un 1-4 en menos de cinco minutos. La distancia llegó a ser de cinco en el último minuto (12-17), pero un tanto de Flor redujo la distancia a cuatro al descanso (13-17).
Las ibicencas trabajaron bien en grupo, con su clásica defensa individual. Sin embargo, echaron en falta la aportación ofensiva de Ainhoa García, inédita en la faceta goleadora en todo el primer tiempo, y Ana Ferrer, que se marchó con dos dianas a vestuarios, ambas en los primeros once minutos. En el apartado defensivo, el sistema flaqueó por momentos y era lógico, porque las visitantes tienen jugadoras de gran zancada y calidad, por lo que fueron capaces de encontrar pasillos hacia la portería.
Tras el asueto, el Puchi hizo lo de siempre, es decir, jugar mejor que antes. Fruto de ello llegó la igualada (20-20, minuto 34) con un soberbio lanzamiento a la escuadra de Ana Boned. Incluso se puso por primera vez por delante poco después a pesar de la expulsión de Ainhoa, que tuvo que dejar la pista por tres exclusiones. Flor fue la encargada de adelantar a las ibicencas en inferioridad numérica al convertir un contraataque que supuso el 21-20 en el minuto 37 tras una recuperación de Ana Ferrer. Precisamente la menuda extremo tuvo en sus manos el empate en el último minuto con 23-24 en el marcador, pero perdió la bola en el inicio del contragolpe y Alba, poco después, mató el partido con el 23-25 final. Quedaba menos de medio minuto por delante y la igualada se hizo imposible. El Puchi no cejó en su empeño y eso le supuso a Ana Ferrer un duro golpe en su último ataque, saldado, afortunadamente, sin consecuencias físicas y con la expulsión por roja directa de Nuria Andreu.
El público agradeció con una sonora ovación el trabajo de las jugadoras del Puchi. Y es que ellas, las que forman el único equipo de Plata que seguía vivo en la competición, han sido las auténticas reinas de esta Copa y el orgullo de toda Ibiza.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.