Fútbol | Categorías base

El ‘caso Andrea’, pendiente de dos firmas

| |

Valorar:
preload
Andrea Ródenas da toques al balón poco antes de un entrenamiento del San Rafael B de la categoría cadete.

Andrea Ródenas da toques al balón poco antes de un entrenamiento del San Rafael B de la categoría cadete.

02-10-2017

El documento con el compromiso de los clubes pitiusos de no impugnar ningún partido en el que participe Andrea Ródenas con el San Rafael B cadete está solamente pendiente de un par de firmas. Todo apunta a que hoy quedará definitivamente rubricado esta especie de pacto de caballeros y se remitirá a la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) para que la futbolista pueda jugar ya con sus compañeros este fin de semana.

El viernes se iniciaron los trámites con la rúbrica de varios clubes en la sede de la delegación insular de la FFIB y estaba previsto que ayer se enviara la documentación a Palma, pero tendrá que ser hoy después de que, por cuestiones que no tienen nada que ver con una postura diferente, no se dispusiera del cien por cien de las firmas requeridas.

Hay que recordar que el ‘caso Andrea’, dado a conocer hace justo una semana por PERIÓDICO de IBIZA Y FORMENTERA, comenzó con una recogida de firmas por parte de la madre de la jugadora rafelera –lleva más de 1.100 entre las físicas y las de Change.org– para que la futbolista pueda jugar con sus compañeros de toda la vida en cadetes, categoría que la reglamentación de la FFIB no considera mixta. En su Reglamento General, dentro del Libro III de las competiciones y el título I de las competiciones oficiales, se puede encontrar lo siguiente en el punto ‘d’ del artículo número 148, sobre la clasificación de las competiciones: «Podrán constituirse equipos mixtos, pudiendo enfrentarse equipos integrados por jugadores/as de distinto sexos, hasta la categoría de infantil y, pudiendo participar un máximo de dos jugadoras de los 16 autorizados».

Esta situación no ha pasado desapercibida tampoco para los grupos políticos, que firmaron la semana pasada una moción parlamentaria para que las niñas puedan jugar con los niños en la categoría cadete. Dicha moción será presentada pasado mañana en la comisión de Cultura e instará a cambiar dicho artículo, más que nada porque a esa edad (14 y 15 años) se forma parte del programa para el Deporte Escolar del Govern. Los trámites para el cambio de dicha normativa puede ir desde algunas semanas hasta varios meses.

De todas formas, el pacto de caballeros firmado por los clubes pitiusos bastará por ahora para que Andrea Ródenas pueda jugar esta temporada con el equipo blue. De hecho, el propio presidente de la FFIB, Miquel Bestard, apuntó la semana pasada a este rotativo que espera que se solucione el caso. «Pondré todo de mi parte», indicó el máximo responsable de la federación. «Creo que, a nivel territorial, si nos lo proponemos, irá adelante. Si tenemos el empuje y el apoyo de la instituciones, lógicamente no nos quedará otro remedio», afirmó.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.