Fútbol sala | Tercera división

Tres puntos muy sufridos

El Gasifred Atlético sentencia al Calvià con dos goles en el último minuto

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Clayton, del Gasifred, controla el balón ante la presión de Fran.

Clayton, del Gasifred, controla el balón ante la presión de Fran.

24-02-2018 | DANIEL ESPINOSA

GASIFRED AT.: 4

CALVIÀ: 1

El Gasifred Atlético sufrió ayer más de lo habitual para sumar los tres puntos, pero ganó, que es lo importante. El equipo de Luis Coria se impuso por 4-1 a un Calvià que arriesgó con el portero-jugador en la recta final para buscar un empate que no llegó. En el último minuto, los azulinos tomaron aire después del acoso rival gracias a dos goles que aseguraron su victoria en es Pratet.

Los mallorquines fueron los que más cerca estuvieron de inaugurar el marcador en los primeros diez minutos, pero Nene, Rosa y Adri no acertaron a meter la pelota en el fondo de la portería. El cuadro ibicenco le vio las orejas al lobo e imprimió una marcha más a su juego.

Sebas, Antoñito y Tarek rozaron el 1-0. Finalmente, fue este último el que abrió la lata con una falta directa que sorprendió a todos. Los visitantes perdieron fuerza y se metieron en el bonus de faltas con siete minutos aún por delante.

Un inocente penalti de Ernesto permitió al Calvià igualar la contienda a falta de tres minutos. La alegría, sin embargo, le duró bien poco, pues, segundos después, Tarik transformó un doble penalti para subir el 2-1 con el que se llegó al término de los primeros 20 minutos.

El ritmo disminuyó en el segundo periodo. Aun así, el Gasifred Atlético dispuso de varias ocasiones para sentenciar el encuentro. Ernesto, que se topó con el larguero, y Antoñito, en un par de acciones, pudieron poner tierra de por medio, pero dejaron con vida a los mallorquines y a punto estuvo de pasarle factura a los suyos.

El equipo visitante se veía con opciones de sacar algo positivo de Ibiza y se lanzó en busca del empate. Fran, en una contra, y Chechu y Omar, con disparos exteriores, rozaron las tablas. Con dos minutos por delante, el Calvià paró el partido y sacó al portero-jugador a la pista.

El tiro le acabó saliendo por la culata, pues no solamente no generó ninguna ocasión de gol, sino que encajó dos tantos, uno de Pani, que empujó el balón en el segundo palo a pase de Antoñito, y otro de Ernesto, que marcó a placer desde su propia pista. De esta forma, el Gasi consiguió un sufrido triunfo que le mantiene alejado en cuatro puntos del segundo clasificado, el Muro Futsal.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.