Natación / Travesía Ibiza Patrimonio de la Humanidad

Talamanca estrena el calendario

|

Valorar:
preload
Momento de la salida de la carrera de 3.000 metros de la Travesía Ibiza Patrimonio de la Humanidad en la playa de Talamanca.

Momento de la salida de la carrera de 3.000 metros de la Travesía Ibiza Patrimonio de la Humanidad en la playa de Talamanca.

13-05-2018

La temporada de travesías dio su pistoletazo de salida ayer en la playa de Talamanca con la Travesía Ibiza Patrimonio de la Humanidad. La séptima edición de esta prueba organizada por el Ibiza Masters, estuvo dominada por Albert Ribas (CN Ibiza Triatlón) y Susana Sevillano (CN Santa Eulària) en la distancia de los 3.000 metros, mientras que Marc Ferrer (Trijasa) y María Castelló (Presuntos Triatletas) fueron los más rápidos en los 1.500.
La travesía sufrió los días festivos y la gran cantidad de pruebas de este fin de semana, y vio mermada su participación a 48 nadadores, casi la mitad que el año pasado.
Un aspecto que lamentó Ferrer tras cruzar la línea de meta. El deportista del Trijasa, al igual que el año pasado, fue el más rápido en su distancia con una marca de 16’44’’. El nadador que no encontró rival destacó que las dificultad estaba en «la vuelta porque había viento de tierra».
En segunda posición, y primera en la categoría femenina, llegó María Castelló (19’27’’). Castelló se llevó la victoria en su primera participación. La deportista, que habitualmente corre triatlones, aseguró que no se lo esperaba ya que se apuntó a la travesía «a última hora».
En la prueba reina, el mejor fue Albert Ribas (38’11’’) que se impuso en un final apretado a Javier Cardona. «Hemos ido todo el rato solos. Apreté al principio para ver si se quedaba, pero no lo pude soltar así que nadamos un buen rato en paralelo», relató Ribas. «Al llegar a la última boya le cambié el ritmo y vi que se quedó un poco atrás. Sabía que si me alcanzaba me ganaría al sprint porque ya pasó otras veces», confesó.
En féminas, la mejor fue Susana Sevillano (42’21’’). «El viento se ha notado un montón y con las olas costaba bastante ver las boyas», lamentó la nadadora. Un problema del que también se quejaron otros participantes.
Por último, destacó que siempre tuvo la carrera bajo control: «Cuando he visto que no venían chicas, he ido bastante tranquila»

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.