Atletismo / Pujada a la Catedral

Guirado y Tur repiten triunfo en la Pujada a la Catedral

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Adrián Guirado pasa el primero por el Portal de ses Taules.

Adrián Guirado pasa el primero por el Portal de ses Taules.

01-01-2019 | MARCELO SASTRE

El 2018 se cerró con la popular fiesta de la Pujada a la Catedral. La carrera volvió a mostrar un año más un gran colorido con la multitud de participantes disfrazados que se dieron cita en el puerto para tomar la salida. En lo que es la competición pura y dura, Adrián Guirado y Atteneri Tur volvieron a ser los más fuertes y, al igual que hicieron en 2017, se llevaron una victoria incontestable.

Guirado salió a reventar la carrera desde la primera zancada. El ibicenco sabe que está en un gran momento de forma y no quiso dar opciones a sus rivales. Los poco más de dos kilómetros de la prueba no dan opción a muchos juegos de táctica y la suya fue salir a por todas. Nadie le pudo seguir y al paso por el Portal de ses Taules y contaba con unos segundos de ventaja que fueron en aumento en los 800 metros de duras cuestas.

Cruzó la meta con solvencia y con un tiempo de 7’19’’. Tras él entraron Josep Torres con una marca de 7’34’’ y Otman Bourass que paró el reloj en 7’53’’. Es la cuarta vez que el corredor de la Peña Deportiva se lleva la carrera del 31 de diciembre.

En féminas el guion no fue muy diferente a lo vivido en la prueba masculina y Atteneri Tur se mostró imperial. La corredora ibicenca sumó su sexto triunfo, segundo consecutivo, en una subida que se le da de maravilla.

La superioridad quedó reflejada en los primeros metros e inmersa en un grupo de hombres empezó a abrir hueco con sus perseguidoras. El paseo militar de la ibicenca la llevó a cruzar la meta con un registro de 8’53’’. Casi un minuto después, 9’42’’ llegó a la catedral Noelia Pérez. El podio lo completó Irati Matas que entró en la plaza con un tiempo de 9’54’’.
Por otro lado, no sólo salieron triunfadores los más rápidos. El mejor disfraz recayó para los Olímpicos Averiados, mientras que el enjambre de abejas que subió por las cuestas de Dalt Vila se llevó el segundo premio. Por último, una pareja de aguerridos guerreros se llevaron el tercer puesto.

La prueba volvió a ser un éxito y contó con 643 participantes que decidieron poner punto final al año con un poco de deportes y diversión.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.