Balonmano | Primera Nacional masculina

Un batacazo inesperado

| | Eivissa |

Valorar:
preload
Chelu Cid intenta superar la defensa del Torrevieja en un lance del encuentro celebrado ayer en el pabellón de es Pratet.

Chelu Cid intenta superar la defensa del Torrevieja en un lance del encuentro celebrado ayer en el pabellón de es Pratet.

19-01-2019 | Marcelo Sastre

HC EIVISSA: 18

TORREVIEJA: 19

El HC Eivissa se estrelló ayer en casa. El equipo naranja sufrió su quinta derrota de la temporada y segunda como local al caer contra el Torrevieja por un apretado 18-19.
Al conjunto de Eugenio Tilves le pasó factura la primera parte. En el inicio del choque, los ibicencos se mostraron dubitativos y no ofrecieron el nivel esperado. Tampoco es que su rival estuviera de dulce, pero al menos tuvo mayor efectividad.

Al cuarto de hora de juego, el marcador reflejaba un 2-5 que habla por sí solo de las carencias en ataque que estaban mostrando ambos conjuntos. En un visto y n no visto, Toni Roldán y Javi Aragón se encargaron de poner a los suyos a tiro de uno (4-5, min. 17), pero lo cierto es que los pitiusos nunca fueron capaces no sólo de voltear el marcador, sino de igualar la contienda antes del descanso. Cada vez que le tosía en el cogote al cuadro alicantino, éste respondía.

Tres goles seguidos de los visitantes complicaban la faena a los de naranja (5-8, min. 23). Con todo, se las apañaron para tomar el camino de los vestuarios con solamente un gol de desventaja (8-9).

LA SEGUNDA PARTE
Tras el descanso se complicó la cosa. El Torrevieja llegó a disfrutar de una máxima renta de cuatro goles a falta de poco más de 20 minutos para el final del encuentro (10-14).
Pese a ello, el HC Eivissa no tiró la toalla. Metió una marcha más a su juego y mejoró su efectividad ante la portería rival para ponerse por delante por primera vez en todo el partido en el minuto 52 (17-16) con un gol de Javi Aragón.

Poco duró la alegría. Un parcial 0-3 (17-19, min. 56) y la exclusión de Olea, que dejó a los suyos en inferioridad numérica los dos últimos minutos, fueron una losa muy pesada y los naranjas se quedaron con la miel en los labios (18-19).

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.