Fútbol | Tercera

Goleada del CD Ibiza ante el Manacor

| |

Valorar:
preload
Los jugadores del CD Ibiza celebran el primer gol, obra de Pau Pomar.

Los jugadores del CD Ibiza celebran el primer gol, obra de Pau Pomar.

16-02-2019 | Marcelo Sastre

CD IBIZA: 4

MANACOR: 0

El CD Ibiza suma y sigue. El equipo rojillo se impuso al Manacor por 4-0 y se coloca sexto en la tabla. Los de Puma sacaron adelante un partido que se presumía complicado, más que nada por las ausencias de jugadores clave como Terán, pichichi de la categoría, y Melo. Además, tampoco estaba disponible De las Heras, lo que permitió el debut de Dailos, muy activo por el costado izquierdo.

La primera parte tuvo poca historia. Pese a no mostrar una superioridad aplastante, los rojillos llevaron el tempo del partido y fueron los que más peligro generaron. Así pues, no es de extrañar que fuera el único que acabara viendo puerta en estos primeros 45 minutos.
Los manacoríes no pusieron en aprietos la portería de Marcos en ningún momento. De hecho, el portero local sólo tuvo que intervenir en un disparo bastante lejano de Javi que atrapó en dos tiempos antes de cumplirse el primer cuarto de hora.

La primera ocasión clamorosa de gol la tuvo Adrián Ramos en sus botas mediado este primer periodo. El delantero ibicenco elevó el balón por encima del portero, pero el balón salió muy bombeado y eso permitió al último defensa llegar a tiempo para despejarlo a un metro de la portería.

Por suerte, los de Vila no tuvieron que lamentarse por mucho tiempo de esa acción. Dos minutos más tarde, Pau Pomar aprovechó un centro de Devesa para desnivelar la balanza con un remate de volea en el área pequeña.

El Cedé había conseguido lo más importante, adelantarse en el marcador, y sabia de la importancia de ello, por lo que quitó el pie del acelerador y se dedicó a controlar el juego. Al descanso se llegó con ese único tanto de Pau Pomar y el marcador ya no se movió hasta la segunda mitad. A los 13 minutos de la reanudación, Ortiz colocó el balón con clase al palo largo en una acción en la que los locales habían reclamado previamente un posible penalti.
El encuentro quedó así prácticamente visto para sentencia. Poco más que un milagro se tenía que producir para que los puntos volasen de Can Misses a tenor de poco fútbol que había ofrecido el Manacor hasta entonces. De hecho, no sólo los mallorquines no redujeron distancia, sino que ésta creció.

En el minuto 68, Ortiz marcó un golazo brutal. El delantero centro lanzó una especie de folha seca, con la diferencia de que golpeó el balón a bote pronto, desde el vértice del área para aumentar la ventaja de un CD Ibiza que, además, acabó afrontando los últimos 13 minutos en superioridad numérica por la expulsión de Villalonga.

Con este panorama, Puma aprovechó para hacer debutar al cadete Pere Mas, que saltó al terreno de juego en sustitución de Manu Torres en el 81. Aún hubo tiempo para un gol más. Una preciosa jugada combinativa de los rojillos la aprovechó Ramos para marcar a puerta vacía y subir el 4-0 con el que se cerró el duelo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.