Una sola oportunidad olímpica

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Cristina Ferrer besa la medalla de bronce del Campeonato del Mundo por equipos, cosechada el pasado mes de noviembre.

Cristina Ferrer besa la medalla de bronce del Campeonato del Mundo por equipos, cosechada el pasado mes de noviembre.

12-11-2018

El karate y, por ende, la ibicenca Cristina Ferrer sólo tendrán una oportunidad olímpica después de que se haya anunciado la retirada de esta modalidad deportiva de los Juegos de París’24. De todas formas, la ibicenca ya tenía claro que éste sería su único intento de clasificación para la cita olímpica, ya que no se ve compitiendo dentro de cinco años. Con todo, mostró su disconformidad con la decisión y lamentó las graves consecuencias que conlleva para su deporte.

La noticia pilló por sorpresa a la actual campeona de España: «No tenía idea de que se hacía la elección ahora. Pensaba que sería después de 2020, sobre todo por el hecho de ver cómo funciona el karate y, a partir de ahí, si ha sido un fracaso se quita o, por el contrario, si ha ido bien pues dejarlo. Esto ha sentado fatal. Primero, por el hecho de no dejar que se nos vea. No lo entendemos. Y ya no es sólo el tema del olimpismo, sino que nos vuelven a enterrar. El hecho de que no seamos olímpicos conlleva que las subvenciones bajen. Todo el circuito que, desde que somos olímpicos, nos organiza la Federación Española al tener más dinero se borra y volvemos a la prehistoria como deporte».

La Real Federación Española de Karate está tan indignada que ha emitido un comunicado rechazando tal decisión: «El karate ha sufrido un grandísimo varapalo. Tristeza, frustración y, sobre todo, mucha impotencia es lo que sentimos el colectivo del karate en estos momentos. Es totalmente intolerable e inadmisible que, sin haber podido disfrutar aún de nuestro tan merecido estreno en Tokio 2020, los señores que conforman este Comité Organizador realicen ya, de forma inmediata, una valoración tan contundente, incongruente y nefasta como ésta».

Para la deportista del Samyd no supone una presión extra de cara a cumplir su sueño olímpico, pues en sus planes no entraba pelear por acudir a la cita parisina. «No tengo muy claro cuándo retirarme, pero seguro que a 2024 no voy a llegar con 36 años. El karate me supone una dedicación plena. Si sólo hago karate, no puedo tener un trabajo ni ascender en mi vida personal. He estudiado INEF para ser profesora. Tarde o temprano tendré que parar a pesar de encontrarme físicamente bien», dijo.

En cuanto a sus opciones olímpicas, señaló: «Está todo muy en el aire porque quedan un montón de pruebas. Las competiciones cuentan más a partir de abril y el preolímpico no se sabe bien cómo es. El camino está aún abierto. Es complicado porque sólo se clasifican cuatro y otras tres en el preolímpico. Yo, ahora, estoy la duodécima o decimotercera en el ranking olímpico».

Pese al revuelo formado por la exclusión del karate de los Juegos Olímpicos de París’24, a Cristina Ferrer no le queda otra que centrarse en lo suyo. El miércoles se desplazará a Salzburgo para competir en una prueba del circuito mundial. Más adelante podría afrontar dos citas de primerísimo nivel como el Campeonato de Europa, en caso de que fuera seleccionada por la Roja, y los Juegos Europeos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.