Voleibol | Superliga

El Ushuaïa arranca con triunfo

|

Valorar:
Nassini y Ewert saltan al bloqueo, durante el partido que enfrentó al Ushuaïa con el Almoradí.

Nassini y Ewert saltan al bloqueo, durante el partido que enfrentó al Ushuaïa con el Almoradí.

Marcelo Sastre

El Ushuaïa Ibiza Vóley cumplió ayer el expediente y superó al Almoradí en el estreno liguero. El resultado de tres sets a uno hace justicia a lo visto en es Viver, donde con excepción del segundo set, los locales fueron superiores.

Como es habitual, el primer partido de la Superliga siempre ofrece incógnitas. El equipo no está completo, hay jugadores que apenas se han entrenado y más de la mitad del equipo son caras nuevas. La maquinaria aún no encaja, hay que pulir piezas, pero los ibicencos se hicieron con los primeros puntos del campeonato.

Desde el primer punto se vio que el Almoradí no venía de paseo y que, pese a ser un recién ascendido, tiene buenos jugadores. Los amarillos entraron bien en el encuentro y consiguieron abrir una pequeña brecha que se mantenía entre los cuatro y los cinco puntos. Solo al final del primer set los alicantinos se acercaron en el marcador que acabó con un 25-22. Lo mejor de este inicio de encuentro fue el nivel ofrecido por el americano Ewert, mientras que lo peor fue el bajo rendimiento con el saque.

Las dudas con el saque se mantuvieron en un segundo set que fue un completo desastre. El Almoradí desarmó la defensa ibicenca que no era capaz de bloquear. Putini sufría más que nadie y la distancia iba en aumento. No había reacción y el segundo parcial se fue por un claro 17-25.

Molducci movió el banquillo en busca de soluciones y las encontró. Monteagudo dio más centímetros en la red y el partido volvió a inclinarse hacia el lado ibicenco. Borges y Moses sacaron el brazo a pasear y empezaron a bombardear a la defensa visitante. Se abrió hueco y se mantuvo hasta el definitivo 25-20.

Con el 2-1 en el marcador, los ibicencos recobraron confianza y se soltaron. En este cuarto parcial se vieron las mejores jugadas del encuentro. El rival también ayudó al espectáculo. En ningún momento el Almoradí se rindió y peleó hasta el final. Con el 15-13 en el marcador llegó un punto espectacular en la que los dos equipos salvaron varias bolas que eran definitivas. El punto cayó para el lado amarillo y dio alas a los locales que cerraron el duelo con un 25 a 19.

El Ushuaïa comienza un nuevo proyecto con victoria. A excepción del lunar del segundo set en el que las sensaciones fueron muy malas, el nivel fue óptimo para un equipo que está en formación y en el que aún faltan piezas por llegar. La próxima semana, los pitiusos visitan Soria para medirse al Río Duero.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.