Fútbol / Copa del Rey

Poco premio a un esfuerzo titánico

| |

Valorar:
preload
Higor Rocha abandona el campo cabizbajo tras la derrota.

Higor Rocha abandona el campo cabizbajo tras la derrota.

Toni Planells

La Peña Deportiva no pudo escribir ayer una nueva página en su historia. Los ibicencos cayeron con honor ante la Ponferradina, un rival de Segunda División. Fue un partido muy igualado que se marchó a la prórroga. Un gol del visitante Kaxe en una jugada de estrategia decidió el partido ante un equipo ibicenco que jugó toda la prórroga con un jugador menos.

La Peña salió a sorprender. Apenas habían pasado 20 segundos cuando llegó la primera ocasión. Pipo recuperó el balón y encaró a la defensa con velocidad. Buscó a Nacho, pero su pase fue interceptado por un defensa. El rechace volvió al extremo, que probó suerte con un disparo sencillo para Gazzaniga.

Tras este arranque eléctrico, el partido, poco a poco, se fue normalizando. Los dos equipos buscaban imponerse, pero no conseguían superar las líneas defensivas. El visitante Saúl tuvo una buena oportunidad en una falta lateral. El centrocampista se impuso en el salto, pero no consiguió darle dirección a su cabezazo. Corría el minuto 13.

De la fase de intentar hacerse con el balón se pasó a una de pelotazo continuo. Ninguno de los dos equipos quería el esférico. El duelo se convirtió en una lucha de juego aéreo. En el 26, en una segunda jugada, el balón le cayó a Ramón Blázquez. El extremo tiró el autopase y Fabián lo paró en seco. Primera amarilla y una ocasión a balón parado. El propio Blázquez se encargó de disparar, pero estrelló la bola contra la barrera.

Diez minutos más tarde llegó la mejor ocasión de la primera parte, otra vez a en una falta. Cristeto le pegó con fuerza buscando la base del palo. Gazzaniga estuvo atento y atrapó el potente disparo.

En el otro lado del campo, las aproximaciones también llegaban a través de saques de esquina y faltas laterales. Así, sin grandes ocasiones y con el balón más tiempo por el cielo que a ras de campo, se llegó al descanso.

Tras el paso por vestuarios, el paisaje poco cambió. La primera llegada de peligro, y de mucho, fue para la Ponferradina. Un balón al corazón del área encontró a Saúl, que remató a portería. Luciano se tiró con todo y el balón se fue a córner. Todos los jugadores visitantes pidieron penalti, pero el árbitro no vio nada. Acto seguido, Buenacasa se anticipó a la salida de Leo, pero llegó muy forzado y mandó el balón desviado.

La respuesta la tuvo Nacho en el 59. Pipo se marchó en velocidad por la banda izquierda. Se fue hacia el centro y dejó la pelota a Cristeto, que habilitó al ariete. Este disparó escorado y el portero respondió sin demasiados apuros. En la acción, Nacho se lesionó.
Raúl Casañ movió el banquillo y efectuó un doble cambio. Fran Núñez entró en el lugar del dolorido Nacho, mientras que Pepe Bernal sustituyó a Cristeto.

Emoción final
En el 71, los bercianos tuvieron una nueva ocasión. En un saque de esquina, la mala salida de Leo dio opción a un disparo visitante que se marchó alto. Los minutos iban cayendo y ninguno de los dos equipos mandaba realmente en el partido. La Peña buscaba una contra que pudiese darle el partido. La velocidad de Fran Núñez y Pipo era la principal arma a la que se agarraban los de Santa Eulària.

La tuvo en el 81 el conjunto de Raúl Casañ. En un córner, Borja Navarro remató en el corazón del área y Gazzaniga se encontró con el balón para evitar el tanto. Santa Eulària cantó el gol. Eran los mejores minutos de la Peña, que encontraba a los jugadores de más calidad. La Ponferradina apenas conseguía mantener el balón y el público se metía en el partido.

Los locales se salvaron en la última jugada. Leo volvió a salir mal y el balón quedó muerto en el área. Valcarce remató en mitad del barullo y un jugador local despejó la bola cuando se colaba dentro. Los visitantes pidieron gol, el árbitro no lo dio y el partido se marchó a la prórroga.

Nada más empezar esta, los ibicencos se quedaron con 10. En una acción muy discutida, el árbitro le mostró la segunda tarjeta amarilla a Luciano. En el 95, llegó el gol visitante. Kaxe ganó la espalda a toda la defensa peñista y remató en el segundo palo completamente solo. La falta anterior también fue muy discutida.

Tras llegar el primero, pudo hacerlo el segundo. Valcarce estuvo a punto de marcar con un balón que se marchó muy cerca de la escuadra.

En mitad del enfado local con el árbitro, Fran Núñez tuvo el empate en el minuto 100. Ocasión clarísima para el extremo, que bajó el balón con el pecho dentro del área. Se fue del central; el portero se venció, Núñez disparó y Gazzaniga despejó el esférico en la línea de gol con los pies.

En la segunda parte de la prórroga, la Peña lo siguió intentando, pero con uno menos y sin gasolina en el depósito era una misión casi imposible. Marc de Val la tuvo en un balón parado. Se adelantó a los defensas, pero remató demasiado alto. Poco después, Higor Rocha recibió dentro del área, pero no pudo armar el disparo.

La Peña cayó. Lo hizo luchando. El premio de la Copa del Rey fue intenso, pero no tuvo un final feliz. Toca centrarse en la liga y en el derbi del domingo.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.