Voleibol / Superliga

El Ushuaïa se mete en la Copa

| | Ibiza |

Valorar:
preload
Sugrañes se eleve para rematar un balón colocado por Putini en el partido que enfrentó al Ushuaïa contra el Manacor.

Sugrañes se eleve para rematar un balón colocado por Putini en el partido que enfrentó al Ushuaïa contra el Manacor.

Arguiñe Escandón

El Ushuaïa Ibiza Vóley no falló ayer y logró su billete para la Copa del Rey 2020 en el derbi regional contra el CV Manacor. Los de Piero Molducci se impusieron en tres sets y estarán un año más en la atractiva competición que este año se jugará en Palma.

Los ibicencos salieron bien plantados al partido y en el primer set pronto cobraron ventaja. Con un inspirado Wallaf Oliveira –se fue hasta los 25 puntos–, el Ushuaïa no tuvo excesivos problemas para mantener e ir aumentando la distancia en el marcador. El 12-10 fue lo más cerca que estuvieron los mallorquines. Tras ese tirón visitante, los locales apretaron para firmar el 25-16 con el que se cerró esta primera manga.

Todo las cosas que se habían hecho bien en el primer set, se hicieron mal en el segundo. El Ushuaïa comenzó mandando, con una ventaja mínima. Fue así hasta que llegó el 9-9 y el Manacor tomó la iniciativa. Los mallorquines al igual que había hecho el Ushuaïa en el primer set fueron abriendo hueco. Los ibicencos no estaban finos y en ningún momento consiguieron volver a enchufarse al juego. El 18-25 fue un claro reflejo de lo visto en es Viver durante este periodo.

En el tercer set las cosas volvieron a cambiar. El Ushuaïa se serenó y salió con mucha fuerza. El 7-2 de arranque obligó al Manacor a pedir tiempo muerto, pero no hubo reacción. Los puntos se fueron alternando y el técnico visitante volvió a parar el encuentro con el 15-9. Se pasó al 20-11. Al final, los locales se relajaron un poco y los mallorquines consiguieron maquillar el marcador 25-20.

El Manacor no tiró la toalla y salió con intención de pelear hasta el final. Ellos también buscaban una victoria y una carambola que les mandara a la Copa del Rey. El Ushuaïa se mantuvo serio y consiguió ponerse por delante para ir dominando el juego. Ewert, Wallaf y Moses se encargan de mover el marcador. La ventaja subió a cuatro con el 8-4. Siguió en aumento con el 13-7. La diferencia empezaba a ser importante y anímicamente los dos equipos lo notaron. Al Manacor le empezó a entrar la ansiedad, mientras que los de es Viver veían que tenían el partido y el billete en la mano. Una serie continuada de errores en el ataque visitante acabó significando el abultado 25-13.

Los ibicencos suman una nueva victoria después de haber fallado en la anterior salida. Los puntos llevan al conjunto pitiuso a la quinta plaza de la tabla en el ecuador de la liga.
La temporada irregular que están haciendo los hombres de Piero Molducci hizo que se llegara a esta última jornada de la primera vuelta sin los deberes sin hacer.

Afortunadamente a la hora de la verdad no fallaron y estarán en la Copa junto al Unicaja Almería, el Teruel, el Urbia Palma, el Arenal Emevé y el Illa Grau.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.