Fútbol / Tercera División

Mourelo reina en la locura

| |

Valorar:
preload
Tafa se lleva el balón ante la presión de Simeone.

Tafa se lleva el balón ante la presión de Simeone.

Marcelo Sastre

El San Rafael se llevó ayer la victoria en el derbi de Sant Antoni después de superar al Portmany (1-2) con un gol en el descuento en un final lleno de intensidad en el que el partido se volvió loco. El gol de Mourelo en el 93 decidió un partido con dos partes muy diferenciadas.

El San Rafael salió muy bien al césped de Sant Antoni y la primera ocasión llegó en las botas de Ortiz. El atacante se sacó un buen disparo que se marchó rozando el palo de Raúl. Era el minuto cinco.

En el 12, nueva llegada del conjunto blue, ayer de amarillo. Tras un primer intento de Ortiz que se la puso a Simeone, que no remató por centímetros, el balón le cayó a Zurdo. El centrocampista centró para Ortiz, que la dejó de cabeza nuevamente para el argentino que esta vez sí remató. El esférico se volvió a ir rozando el palo.

El monólogo era total. En el 18, nueva ocasión para el conjunto rafeler. Javi Moreno no llegó por centímetros a un nuevo centro de Zurdo. Poco después, Orozco remataba desviado a la salida de un córner. Y tanto fue el cántaro a la fuente que llegó el gol.

En el 30, Manu Ribas intentó cortar un balón y, sin querer, terminó dándole un pase en profundidad a Simeone, que no desaprovechó la oportunidad para superar a Raúl en el mano a mano. El 0-1 hacía justicia.

En los últimos minutos de la primera parte, el Portmany creció y el partido se igualó. No hubo grandes ocasiones y el partido llegó al descanso. La mejoría portmanyí se confirmó en el segundo acto. La entrada de Newman en el centro del campo fue un acierto.

Aun así, la primera ocasión reseñable de la segunda parte fue para el San Rafael. En el 59, Ortiz remató a bocajarro, pero se encontró con Raúl que achicó el espacio a la perfección.
No había grandes llegadas, pero el partido era otro. En el 64, llegó el empate. Ramos aprovechó un pase en profundidad y una mala salida de Chanza a la desesperada para marcar a portería vacía.

En el minuto siguiente, el propio Ramos estuvo a punto de marcar el gol de la jornada con un disparo desde el centro del campo. Chanza rozó el balón y acabó tocando el larguero.

Locura final
El partido había cambiado de color y, en el 68, fue Samu quien llegó al corte de manera providencial cuando la contra portmanyí era prácticamente mortal.

Así estaban las cosas cuando a falta de 10 minutos para el final del choque el partido se enturbió. En una acción, Manu Ribas y Simeone se enzarzaron. El delantero argentino perdió los papeles y se terminó autoexpulsando tras reiteradas protestas. La acción se saldó con unas cuentas tarjetas amarillas, pero el que se quedó con 10 fue el San Rafael.
En los últimos minutos, la intensidad era muy alta. Apenas había ocasiones, pero apretaba el Portmany en busca de la victoria. Los visitantes dieron el primer aviso con una contra que acabó en nada.

En la segunda salida, en el 93, no fallaron. El balón le quedó botando a Mourelo, que soltó un gran disparo que superó por arriba a Raúl. Golazo y tres puntos para el San Rafael.
El derbi cayó para los visitantes, que llevaban seis partidos sin ganar. Por su parte, el Portmany ve cómo le vuelven a marcar en el descuento.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.