Fútbol / Segunda División B

El curioso caso de la Peña

| | Santa Eulària |

Valorar:
preload
Fran Núñez, con el balón, durante el encuentro entre la Peña Deportiva y el Atlético de Madrid B, disputado en Santa Eulària.

Fran Núñez, con el balón, durante el encuentro entre la Peña Deportiva y el Atlético de Madrid B, disputado en Santa Eulària.

Marcelo Sastre

La gran temporada de la Peña Deportiva está fuera de toda duda. No en vano, es la mejor de su historia. Ni en los sueños más ambiciosos de la mayoría de los ibicencos estaba que el equipo se codeara con lo mejores de la categoría y que, a estas alturas, con 24 jornadas disputadas, se mantuviese con los mismos puntos que dan acceso a la plaza de playoff. No sorprende que para lograr esta clasificación, los de Santa Eulària sean el cuarto equipo que más goles marca de su grupo con 36. Mucho más curioso es que a su vez sean el tercero que más encaja con 39.

Es muy inusual que un equipo que está en las primeros puestos de la tabla se encuentre con un balance negativo en el aspecto goleador, en esta caso menos tres. Si cogemos todos los grupos del fútbol de bronce, entre los siete primeros clasificados de cada uno, la excepción es la Peña.

Desde que comenzó la temporada, el conjunto de Raúl Casañ se ha caracterizado, con excepciones, por partidos eléctricos con intercambio de golpes y muchas oportunidades. No es fácil aburrirse con un encuentro de los ibicencos. Y lo cierto es que, mirando la clasificación, las cosas no le están yendo nada mal.

Números extraños

Si hay algo que puede preocupar y con cierta razón en Santa Eulària es el alto número de goles que encaja. El propio Casañ ha reconocido en numerosas ruedas de prensa que muchos de estos tantos eran evitables, por errores groseros.

La cifra de 39 goles en contra es muy llamativa teniendo en cuenta que en toda la Segunda División B solo hay cuatro equipos que reciban más y todos están en puestos de descenso. En el grupo I, el Celta de Vigo B, antepenúltimo, con 41 goles encajados; y el Sanse, último clasificado, que hasta la fecha ha recibido 47. En el grupo II, el Izarra, penúltimo, lleva 41 goles en contra. En el grupo III, está el Orihuela que 42 tantos en contra es penúltimo. Por último, en el grupo IV el colista, el Villarobledo, lleva 39, los mismos que la Peña.

La sangría se produce, sobretodo, fuera de casa. Lejos del Municipal de Santa Eulària, los peñistas han recibido 26 tantos, por los 15 marcados. Si bien es cierto que en Gijón encajó seis en una sola mañana. Y si se analiza el número de puntos conseguidos fuera de casa por todos los equipos de la categoría, la Peña Deportiva es el séptimo del grupo con 14, por los 19 que suman Atlético de Madrid B y UD Ibiza, que son los mejores fuera de su estadio.

Este aspecto contrasta aún más si se miran los números como local. No hay duda de que la Peña es un equipo temible en Santa Eulària, donde muchos equipos renuncian a jugar y buscan el 0-0. Y pese a tener mejores cifras en casa, en una tabla de partidos como local, los ibicencos son los octavos con 23 puntos. Aquí lidera el Atlético Baleares con 37.

La suma peñista a lo largo de la temporada es de 37 puntos. La gente dice que la permanencia virtual está en los 45. La historia relata que en los últimos 20 años solo en una ocasión se descendió con más de 48.

Las sensaciones y el juego del equipo de Raúl Casañ invitan a pensar que la permanencia se alcanzará más pronto que tarde y será entonces cuando habrá que ver si el equipo está en disposición de soñar con cosas aún más bonitas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.