Atletismo | Actualidad insular

Una nueva fábrica de talentos

Ben Hadi y José Alborch proyectan un ‘training camp’ con jóvenes promesas

| Ibiza |

Valorar:
Youssef Ben Hadi cruza la meta tras completar el 10K Platja d’en Bossa en primer lugar, anteayer.

Youssef Ben Hadi cruza la meta tras completar el 10K Platja d’en Bossa en primer lugar, anteayer.

Marcelo Sastre

Youssef Ben Hadi inscribió su nombre con letras de oro en el atletismo ibicenco al convertirse en el primer campeón del 10K Platja d’en Bossa, celebrado anteayer bajo la organización del Club Atletismo Ibiza (CAI), al cual defiende. El marroquí firmó un tiempo de 29 minutos exactos y acabó por delante de dos campeones mundial de triatlón como Mario Mola, segundo, y Javier Gómez Noya, quinto.

Sin embargo, Ben Hadi no está en la isla para lucirse en las carreras populares. Se está consolidando a nivel social de la mano de su entrenador, José Alborch, para, juntos, liderar a medio plazo un training camp con jóvenes promesas, principalmente de Marruecos, aunque también de otros puntos geográficos, incluidos algunos europeos.

Ben Hadi llegó a España en 2017 para unirse a un proyecto en Valladolid que no funcionó como esperaba. Con el tiempo, no le quedó otra que trasladarse a Murcia, donde tenía un contacto con el que permaneció desde febrero hasta mayo del año pasado. Como ya no le quedaban recursos y no quería regresar a su tierra natal porque confiaba en sus cualidades atléticas, tuvo que ponerse a trabajar en el mundo de la agricultura hasta hallar una solución. Mientras, Alborch estaba haciendo migas con Samir Nosser, quien llevaba a Ben Hadi en Marruecos, y decidió iniciar «un proyecto con jóvenes talentos».

Eso sí, Youssef, que en 2016 había sido tercero en el Mundial de cross universitario, no entraba en ese momento en los planes. Dado que la pandemia estaba impidiendo iniciar esta aventura, el técnico aceptó asistir a Youssef, que aterrizó en la isla el 28 de mayo de 2020.

Labor social

«Cuando vino, su estado de forma era deplorable. Empezamos a trabajar y nos encontramos con la realidad de que no había competiciones. Le buscamos un club para que se consolidara a nivel social. Él lleva en España muchos años. Está estudiando ahora español en Sant Antoni y me ayuda en los proyectos», explicó Alborch, quien destacó también «la ayuda del CAI y, sobre todo, de Dani y David Becerra a nivel social y deportivo».

Con estos mimbres surgió una nueva aventura en la que se invertirán «todos los recursos que podamos ganar». «Consiste en montar un training camp, en el que vamos a trabajar con niños en peores situaciones que las que vivió Youssef hasta que se consoliden a nivel internacional. Además, tenemos el soporte de Nosser en Marruecos. Cuando las condiciones meteorológicas no nos permitan entrenar allí, en Ifrane, será cuando vengamos al paraíso ambiental y climatológico que tenemos aquí en Ibiza con el fin de poder compartir experiencias y poder seguir creciendo en el ámbito deportivo», expuso el técnico.

Entre los diamantes que podrían recalar en la isla se encuentra Mohammed Baybat, así como «algún joven de 15 o 16 años que apunte maneras y no tenga recursos». Mientras, el atleta del CAI no se dejará ver demasiado en citas populares, si bien es cierto que tampoco ahora mismo hay un calendario predominante: «Haremos las carreras que hagan falta, pero no va a ser el típico atleta que está aquí para eso. No lo consideramos justo. Trataremos de crecer, entrenar con atletas de la isla y buscar su nivel óptimo para poder ganar algo de dinero que se invierta en el training camp». Y es que los recursos, ahora mismo, no abundan, pero todo es comenzar.

«Espero dar muy pronto el salto al maratón»

Youssef Ben Hadi se encuentra «muy feliz en Ibiza», aunque, eso sí, confesó que echa de menos a su madre, con la que tiene «contacto a diario». En la isla, el corredor del Club Atletismo Ibiza se prepara con el objetivo de «mejorar marcas, buscar alguna mínima olímpica y, sobre todo, dar muy pronto el salto al maratón». El marroquí está centrado en el proyecto conjunto con José Alborch porque tiene muchos amigos que son «auténticos fueras de serie» y se hallan en situaciones peores que la que le tocó vivir a él. «En Francia, a través de mi manager, podríamos también trabajar con jóvenes belgas, franceses y suizos», agregó.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.