Fútbol - Segunda B

Reacción tardía de la UD Ibiza contra el Barcelona B (2-1)

| Ibiza |

Valorar:
Castel cabecea el balón en un lance del duelo de este domingo.

Castel cabecea el balón en un lance del duelo de este domingo.

FCB

La UD Ibiza vio truncada su racha triunfal al caer contra el Barcelona B en un partido con dos partes muy diferentes. En la primera, el filial azulgrana fue un ciclón y adquirió una renta de dos goles. En la segunda, la Udé despertó de su letargo, redujo distancias y pudo empatar en el descuento, pero Cirio falló a cuatro metros de la portería.

Juan Carlos Carcedo, entrenador de la Udé, siguió fiel al que viene siendo su guion habitual y plantó un once repleto de jugadores titulares. Sin embargo, eso no evitó que el filial azulgrana pasara como una apisonadora por encima de él. El cuadro de García Pimienta generó peligro desde el principio y a los seis minutos dio el primer aviso. Collado centró desde la izquierda y Comas remató fuera en el primer palo.

Konrad, que chutó raso a las manos de Germán, y Peque, después de colarse entre Kike y Fran Grima y disparar al muñeco, insistieron sobre la portería ibicenca. Dicen que tanto va el cántaro a la fuente que, al final, se rompe. Eso fue lo que sucedió. En un saque de esquina, Manaj se anticipó por alto a Javi Pérez para rematar de cabeza al fondo de la red. Germán tocó la pelota, pero no lo suficiente como para desviarla.

La UD Ibiza estaba grogui y el Barça B lo aprovechó para tumbarlo sobre la lona. Konrad endosó el punch definitivo en el minuto 26 tras rematar por partida doble contra el marco visitante. En ambas ocasiones, Pardo sacó el balón bajo palos, pero la segunda fue con el esférico más allá de la línea de gol.

El partido sólo tenía un color, el azulgrana, y mucho tenían que cambiar las cosas para que el equipo de Juan Carlos Carcedo sacase algo positivo del estadio Johan Cruyff. La situación pudo complicarse aun más en una falta botada por Collado que Manaj remató fuera. Del mismo modo, la diferencia pudo verse reducida en la recta final, cuando Davo lanzó a las nubes un pase de la muerte de Kike López en la única oportunidad real de peligro de los pitiusos.

El paso por vestuarios sentó muy bien a los visitantes. La Udé cambió por completo el chip en la reanudación. Provocó tres saques de esquina en espacio de cinco minutos y vio cómo Sibo desaprovechaba una buenísima oportunidad tras un jugadón de Javi Pérez por la derecha.

Los ibicencos mejoraron sus prestaciones y, fruto de ello, no tardaron en encontrar recompensa. En el minuto 57, Davo cabeceó a las mil maravillas un centro de Javi Lara para recortar diferencias. La Udé se metía de lleno en el partido. Incluso pudo empatar poco después en una acción individual del autor del tanto celeste. El delantero asturiano galopó desde su propio campo y, cuando tenía opción de abrir la pelota a Fran Grima en la contra, chutó fuera desde la frontal.

Carcedo movió el banquillo con el fin de terminar de agitar el duelo. Ilyas, Cirio y Javi Vázquez entraron por Kike López, Davo y Javi Lara. Precisamente dos de ellos protagonizaron otra acción en la que se rozó la igualada. En el minuto 72, Javi Vázquez centró desde la izquierda y Cirio, en segunda jugada, disparó a las nubes en el interior del área. Luego, Castel remató flojo un pase lateral de Grima en otra aproximación de los visitantes.

La UD Ibiza quería las tablas, pero el Barça B no estaba por la labor. El filial se estaba jugando la clasificación para las eliminatorias por el ascenso y la acabó sellando, porque el marcador no sufrió cambios. El conjunto de Juan Carlos Carcedo había reaccionado tarde y vio truncada su racha de tres victorias consecutivas después de que Cirio, en el último segundo, desperdiciera una grandísima oportunidad para empatar.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.