Marcos Páez y Jordi Grimau, vicepresidente y capitán del CB Sant Antoni respectivamente, posan juntos.

0

Marcos Páez, vicepresidente del Club Bàsquet Sant Antoni, afirma que, cumplido el 40 % de la Liga LEB Plata, en la que el equipo ibicenco milita en el grupo Este, el balance que hacen desde el club es «muy positivo», tanto en el ámbito deportivo como en el extradeportivo. Los sanantonienses son líderes de su división y, además, están consiguiendo enganchar a la afición de la isla. «Estamos muy satisfechos, pero con los pies en el suelo», declaró Páez, que también subraya que, «con muchos menos recursos que otros clubes», están «al nivel de los mejores».

«Hemos conseguido una recuperación social de lo que es el baloncesto, que va en aumento cada fin de semana. También estamos en una vía clara de tener asegurada la viabilidad económica de esta temporada. Y esto, unido al nivel deportivo del equipo, hace que estemos muy contentos de cómo está funcionando la temporada. Estamos muy satisfechos, pero con los pies en el suelo, y con ganas de seguir trabajando para el futuro», indicó Páez.

El vicepresidente del club sanantoniense apuntó también que en la parcela deportiva «se ha hecho un gran trabajo» y se están recogiendo los frutos, con una inmejorable clasificación en la temporada del debut en la tercera categoría del baloncesto masculino nacional. «No nos habíamos planteado el hecho de ser líderes. Vamos partido a partido; y no es un tópico, es una realidad. No se esperaba estar en la parte de descenso, pero quizá tampoco líderes en una fase tan avanzada de la temporada. Cuando estamos a punto de llegar a completar la primera vuelta, creo que te hace pensar muy en grande», afirmó ilusionado Páez.

En el ámbito deportivo, las aspiraciones reales siguen siendo las de mantener al equipo en la LEB Plata, algo que puede estar «más caro» de lo que se pensaba (con diez victorias) porque se está viendo «que todo el mundo es capaz de ganar a todo el mundo».

«Queremos continuar en la LEB Plata el año que viene, sea como sea, para seguir asentando el proyecto. Una cosa muy bonita sería poder traer varias fases de eliminatorias de playoff aquí. Sobre todo, alguna eliminatoria en la que el desenlace sea en el partido de vuelta en casa. Sería definitivo a la hora de enganchar a la gente y de crear algo que se quede instalado como un proyecto con una ilusión terrible en la gente. Vivir fases de playoff, de ida y vuelta, a vida o muerte, creo que activa mucho a la gente. Luego ya veremos qué pasa», subrayó Páez, que tampoco se esconde: «Si vienen cotas mayores, no nos va a dar miedo, porque creo que estamos preparados para aspirar a lo máximo».

Afición
Por último, el vicepresidente del CB Sant Antoni también tiene palabras de elogio para la afición. cuya respuesta cree que «está igual» o ha sido «superior» al nivel deportivo que ha ofrecido el equipo que entrena Carlos Flores. «Esto sí que excede cualquier cosa que hubiéramos imaginado al principio. Sí que es verdad que está siendo muy motivado desde el propio club, en un afán de globalizar al máximo al equipo, para hacer ver que es el equipo de la isla, de todos», indicó Páez.

Como ejemplo, pone que siguen con las campañas de invitar a gente de otros clubes, como canteras, directivas, entrenadores, estamentos arbitrales, etcétera. «Aparte de eso, se está añadiendo muchísima gente nueva del baloncesto de toda la vida. Están viniendo desde niños de cinco años a sus abuelos, pasando por sus padres. Creo que la respuesta de la afición está siendo de 10», sentenció el directivo.

Para Páez, «la cultura del baloncesto estaba dormida desde hace unos años» y está «costando que despierte». «Este sábado, frente al Benicarló, se empezó a vivir la realidad de lo que puede ser un campo en el cual a todos los equipos les cueste la vida ganar. Ese tiene que ser el camino. El que viene a sa Pedrera y ve este ambiente, repite. Este sábado pasado tuvimos un 20 % de crecimiento en público con respecto al anterior», concluyó.