Imagen de archivo del estadio de Can Misses.

El primer día de trabajo de Paco Jémez estuvo plagado de bajas. A los jugadores que ya se encontraban aislados en sus domicilios ayer se sumaron cinco más. Además de tres miembros del cuerpo técnico y un empleado del club, según el comunicado emitido por la entidad celeste. Las pruebas PCR fueron realizadas entre el domingo y ayer.

Con estos nuevos positivos ya son once los jugadores de la primera plantilla los que están en cuarentena y cinco miembros del cuerpo técnico. Desde la vuelta del parón navideño, el club, como indica el nuevo protocolo, está realizando pruebas diarias para la detección del virus.

Cabe señalar que para que un partido sea aplazado un equipo debe disponer de menos de cinco jugadores del primer equipo. Además, cada equipo solo podrá aplazar dos partidos, siempre y cuando esta situación se dé antes del mes de marzo, más allá de esa fecha en caso de no poder jugar por culpa de la COVID-19, se dará el partido por perdido.

Noticias relacionadas

El club no ha dado los nombres de los jugadores que causan baja, pero durante los primeros minutos del entrenamiento de ayer se pudo observar numerosas ausencias, tantas que apenas se llegaba a una decena de jugadores. El resto de jugadores disponibles se encontraba en ese momento realizándose una prueba.