El nuevo jugador de la UD Ibiza Pitiús, Giovanni Toti.

0

Tal y como adelantó Periódico de Ibiza y Formentera en su edición del 7 de enero, Clara Azurmendi y Giovanni Toti cierran la plantilla de la UD Ibiza Pitiús. El conjunto ibicenco salió al mercado en búsqueda de refuerzos que diesen un salto de calidad al equipo y le devolviese a la lucha por el título, después de un inicio de temporada complicado. Estas dos incorporaciones cierran una plantilla que también intentó hacerse con una pareja británica para el dobles, pero algunos problemas burocráticos frustaron esta doble incorporación.

Así pues, el Pitiús ya sabe con qué competirá de aquí a final de año y en el seno del club tienen claro que con estos dos refuerzos hay calidad de sobra para poder volver a pelear por el campeonato. Para ello tendrán que hacer una segunda vuelta prácticamente perfecta ya que han cerrado la primera con una sola victoria y en la última posición del grupo B.

Este domingo los ibicencos tienen la primera prueba ante el Rinconada Sevilla en tierras andaluzas. No será un partido sencillo ante el segundo clasificado y en él no podrán contar con Clara Azurmendi. Sí estará Giovanni Toti que se estrenará con la camiseta celeste.

Se trata de un joven jugador italiano de 21 años que está en el circuito internacional, ocupando el puesto 232 del ranking. Aunque se trata de un jugador en progesión, desde el Pitiús tienen claro que dará un importante salto de calidad a la plantilla.

Esperar
En Sevilla no jugará todavía Clara Azurmendi. La joven jugadora donostiarra es sin lugar a dudas el fichaje estrella, no en vano es por su calidad una de las mejores jugadoras que habrá en la liga.

Azurmendi ya vistió los colores del Pitiús en el pasado y vuelve a un equipo que ya intentó su contratación en verano, pero se encontró con una disputa burocrática con el club alemán para el que también compite –es habitual en el bádminton que las jugadoras internacionales disputen varias ligas domésticas–.

La volantista participó en 2021 en los Juegos Olímpicos de Tokio, finalizando en la decimoquinta posición tras caer en la fase de grupos en la que ganó un partido y perdió otro.

Además, recientemente también ha jugado su primer Mundial, en la cita que tuvo lugar el Huelva en el mes de diciembre. Allí participó tanto en el cuadro individual, como en el dobles femenino. Jugando junto a Bea Corrales cayó en la ronda de deciseisavos de final, mientras que en el cuadro individual cayó en la primera ronda ante la rusa Evgeniya Kosetskaya.

Remontándose en el tiempo y en relación a otros resultados destacados a nivel internacional, cuenta con una medalla de bronce en los Juegos Europeos de Bakú cuando tenía tan solo 17 años.

Toca esperar, pero una vez que la jugadora vasca entre en liza. La UD Ibiza Pitiús volverá a ser uno de los mejores equipos de la máxima categoría del bádminton español.