0

Paco Jémez, entrenador de la UD Ibiza, aseguró en la mañana de este sábado que el partido de mañana contra el domingo lo afronta «con muchísimas ganas de ganar otro partido y dar otro paso en la clasificación». En este sentido, afirmó que la idea es «mejorar la décima plaza y no perderla».

El cordobés piensa que el equipo celeste tiene «el reto de seguir demostrando a la gente que seguimos metidos en la competición y acabar la temporada de la mejor manera posible». «Es lo menos que podemos ofrecer a nuestra gente, que espero que venga y ojalá podamos superar el último número de aficionados», agregó el míster, que considera que aún quedan «muchos retos y alicientes que, a nivel interno, son importantes».

Sobre el Lugo, contra el que se medirá la Udé este domingo a las 18.15 horas, destacó que es «un equipo incómodo de jugar». «Se encierra mucho. Físicamente es muy fuerte y domina el juego aéreo. Intentaremos que se juegue a lo que nosotros queremos», dijo.

En cuanto al capítulo de bajas, el preparador unionista apuntó que Sergio Castel y Javi Pérez son baja por lesión. Es más, señaló que este último se pierde lo que queda de curso.