Presentación del International Windsurfer Ibiza Meeting | Marcelo Sastre

0

Este fin de semana la bahía de Portmany ha vivido una experiencia muy intensa y especial, con la celebración del International Windsurfer Ibiza Meeting. En esta primera edición del IWIM, organizada por el Club Nàutic Sant Antoni, la International Windsurfer Class Association y el Ayuntamiento de Sant Antoni, se han cumplido las expectativas y los objetivos iniciales: participación internacional, organización de un programa de turismo activo, buen desarrollo de la competición y una gran acogida a los participantes, en el complejo hotelero Ses Savines. A ello se han sumado unas excelentes condiciones de viento, que han conferido máxima espectacularidad a la competición, que ha contado con diversos circuitos frente a la playa de s’Arenal. Los participantes han manifestado reiteradamente a la organización el buen recuerdo que se llevan a casa y su intención de repetir en futuras ediciones.

Se celebraron un total de ocho pruebas, tres de ellas el 3 sábado y otras 5 el domingo, con unas condiciones inmejorables en ambas jornadas. La competición contó con recorridos diferentes, con salidas y llegadas en la playa, así como circuitos entre boyas. Las categorías en esta clase van por peso y los resultados han sido los siguientes: en categoría Light (menos de 70 kg), Andrea Marchesi ha sido primero y además ha liderado la clasificación absoluta, con Luca Paccito como segundo y Luca Moscon tercero, todos ellos de nacionalidad italiana.

En categoría Médium (70 a 80 kg), el primero ha sido Edoardo Thermes (Italia), seguido de los españoles Esteban Martínez-Abarca y Lluís Colomé. En categoría Heavy (más de 80 kilos), el primero fue el francés Cristopher Giles, seguido de Enrique Mas del CNSA y el italiano Riccardo Di Bartolomeo. En categoría femenina ha liderado la clasificación la italiana Valeria Zullo, que además ha sido tercera en la general, seguida de la también italiana Manuela Arcidiacono.

«Más allá de la competición, el evento ha tenido un valor añadido que realmente marca la diferencia y que no es otro que una atención especial y personalizada para el regatista, que además de acudir a disfrutar del deporte ha venido buscando conocer la isla y disfrutarla. Algunos de ellos, de hecho, se quedan una semana más. Desde el CNSA queríamos trasladar una imagen de la isla como territorio para practicar deporte y también para disfrutar. Para ello, buscábamos traer un evento internacional de esta categoría y al final se ha conseguido. Con un gran equipo alrededor, bien implicado, cuesta poco quedar bien con la gente. La elección del Hotel Ses Savines, asimismo, ha sido esencial. Hemos recibido constantes muestras de agradecimiento y satisfacción por parte de los participantes», ha explicado el director deportivo del CNSA y participante en la regata, Enrique Mas.