Darío Poveda llega a la UD Ibiza con el 'playoff’ en mente. | Tomas Sánchez V.

0

«El proyecto es ambicioso, todos aquí somos ambiciosos y tenemos ganas de conseguir algo grande. ¿Por qué no soñar? Hay que soñar, trabajar e ir a por ello –en referencia a la fase de ascenso–». Son declaraciones de Darío Poveda (Alicante, 13-03-1997), delantero de la UD Ibiza que ha sido presentado este miércoles por el club en Can Misses.

El futbolista reconoció el interés de «varios equipos» este verano, pero confesó que ha sentido aquí que «el proyecto es ambicioso». «Al gustarme la ambición, quise venir aquí para venir a disfrutar y recuperar mi mejor nivel», agregó.

Su objetivo está claro: «Lo primero es ser feliz jugando y disfrutar. Lo demás vendrá solo». Eso sí, apunto que no hay que «marcarse restos». «A raíz del trabajo y de disfrutar es cuando llegarán los resultados», añadió.

Noticias relacionadas

Poveda no es nuevo en la isla. De hecho, ya actuó dos veces en Can Misses como rival de la Udé. En cuanto a la afición, dijo: «Me sorprendió bastante. Al llevar tan poco tiempo, pensaba que iba a haber menos aficionados y me encontré una afición que apoyaba bastante al equipo. Los dos partidos que jugué aquí no han sido nada fáciles. Aquí no es nada fácil ganar».

Darío Poveda es un delantero centro de 1,87 metros que la temporada pasada jugó la primera vuelta con el Getafe, en Primera, y salió cedido en Navidades para buscar más minutos. Los encontró en Huesca, donde participó en 14 encuentros, ocho como titular, y marcó dos goles. Con el cuadro madrileño participó en 18 encuentros, pero con un papel prácticamente testimonial entrando casi siempre en los últimos minutos de los encuentros. Eso sí, logró otras dos dianas.

Anteriormente, el ariete había brillado en el fútbol de bronce con los filiales del Villarreal y el Atlético de Madrid. Incluso llegó a ser internacional sub-19. Eso hizo que el Getafe le diera la oportunidad de jugar en Primera, pero su rodilla le frenó en seco.