El keniata Boniface Kibiwott.

La carrera internacional 10K Ibiza-Platja d’en Bossa, que se celebrará el próximo domingo 29 de enero, contará con medio millar de participantes y un elenco de atletas africanos que llegarán a la isla dispuestos a batir los récords de la prueba: los 27 minutos y 50 segundos del español Adel Mechaal y los 31 minutos y 18 segundos de la sueca Sarah Lahti.

Desde la organización se ha puesto toda la carne en el asador para que la competición ibicenca siga adquiriendo reconocimiento entre las pruebas más rápidas de España. Y por esta razón, varios fondistas llegados desde Kenia y Etiopia estarán en la línea de salida junto al suizo Julien Wanders, vigente plusmarquista europeo de 10K y de medio maratón, y que a la postre, se postula como uno de los principales favoritos al triunfo final.

Sin embargo, Wanders tendrá que medirse con una legión de kenianos de reconocido prestigio como: Benson Kiplangat, Boniface Kibiwott, Kiprono Sitonik, Cosmas Mwangi, Hillary Kipkoech, Geoffry Kipchumba, o los etíopes Haftamu Gebresilase y Muruts Wbet. Por su parte, la olímpica Sarah Lathi, vigente campeona del 10K Ibiza-Platja d’en Bossa, tratará de revalidar su título ante la amenaza de las keniatas Winnie Kimutai y Caroline Nyaga, o la etíope Meselu Berhe, que vendrán a la isla con la intención de correr por debajo de la plusmarca femenina.

Por otro lado, cabe destacar la participación de varios campeones de países iberoamericanos que atesoran un gran palmarés como el español Toni Abadía, la argentina María Luz Tesuri, el uruguayo Cristhian Zamora o la ecuatoriana Katherine Tisalema. En el cartel de estrellas invitadas por la organización también figura el joven sueco Emil Millán de la Oliva, el irlandés Fearghal Curtin o la francesa Margaux Sieracki, entre otros.

Una vez cerrado el plazo para inscribirse, la competición cuenta con 528 inscritos, de los cuales, 156 son mujeres, lo que representa un 30%. En este sentido, también cabe destacar la gran acogida foránea que ha obtenido la prueba en muy poco tiempo, ya que sus participantes proceden de más de 15 provincias españolas y de 50 poblaciones diferentes.

Restricciones al tráfico

La salida del 10K Ibiza-Platja d’en Bossa estará ubicada al principio de la carretera de ses Salines (EI-900), por lo que dicha vía quedará restringida al tráfico el domingo 29 de enero. La entrada al tránsito quedará cerrada entre las 6:00 y las 10:00 de la mañana, y la salida de vehículos lo hará entre las 8:30 y 9:45 de la mañana. La carrera llegará hasta al cruce de cap des Falcó, donde hará un giro de 180 grado para volver al punto de partida. A continuación, tomará la calle Gamba Roja para proseguir por la costa de Platja d’en Bossa y finalizar junto al Hotel Grand Palladium.