Ocho de cada diez afiliados perdidos son de hostelería y comercio

|

Valorar:
Terraza prácticamente llena en el centro histórico de Maó.

Terraza prácticamente llena en el centro histórico de Maó.

David Arquimbau Sintes - David A

El mercado laboral de Balears se recupera de foma paulatina de las consecuencias económicas que ha tenido la pandemia, pero aún queda un largo camino para restablecer el nivel de empleo de 2019. En junio de este año había 528.355 afiliados a la Seguridad Social, 57.310 menos que dos años antes (-9,79%). Las actividades de comercio, alojamiento y servicios de comidas y bebidas se han llevado la peor parte, ya que suponen casi ocho de cada diez afiliaciones perdidas. La mejora de las cifras de empleo tiene una relación directa con la normalización de la actividad turística y se prevé un avance sustancial de nuevo en julio.

El pasado mes de junio había en Balears 528.355 afiliados a la Seguridad Social, según los datos de último día del mes del Institut Balear d’Estadística (Ibestat). En 2020 la afiliación disminuyó en 89.969 empleos en ese mes respecto al año 2019, y este año se han recuperado 32.659. Es decir, que se han recuperado casi cuatro de cada diez afiliaciones perdidas por la pandemia. Una evidencia de que el mercado laboral se recupera, pero lo hace de forma paulatina y todavía está lejos de recuperar los niveles previos a la COVID-19.

La hostelería y el comercio, que son las actividades que más empleo generan, son también las que más han sufrido con las restricciones y las limitaciones de actividad que ha implicado la pandemia. De los 57.310 afiliados menos que hay en Balears respecto a 2019, casi ocho de cada diez pertenecen a las actividades de comercio, alojamiento o comidas y bebidas, en concreto, el 78,93%.

La hostelería, que ocupaba en junio de 2021 a 118.666 afiliados, ha perdido 35.849 trabajadores respecto a 2019 (-23,20%). En concreto, son 62.211 afiliados en alojamiento (-23,90%, 19.533 menos) y 56.455 de servicios de comidas y bebidas (-22,42%, 16.316 menos). Mientras que en comercio minorista y mayorista trabajan 73.133 personas, 8.385 menos (-11,37%).

Las actividades más perjudicadas, en términos de afiliación a la Seguridad Social relativa, son las de organizaciones y organismos extraterritoriales (-44,62%), que cuentan con solo 36 trabajadores; las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento, con 11.507 afiliados (-23,68%); la hostelería, con 118.666 (-23,20%); actividades clasificadas como otros servicios -incluye actividades asociativas, reparación de ordenadores y otros servicios personales-, con 14.726 (-13,60%) y actividades administrativas y servicios auxiliares, que cuentan con 38.597 afiliados (-12,49%).

SECTORES QUE CRECEN. Por otra parte, hay algunos sectores que crecen en ocupación, especialmente la sanidad, la educación y la administración pública, debido a las necesidades sanitarias para atender a los enfermos por COVID-19, la reduccción de ratios escolares y el incremento de trámites y burocracia relacionada con ayudas de la Administración por la pandemia. También la construcción ha recuperado las cifras de empleo previas a la pandemia.

En términos relativos, las actividades que han creado ocupación en junio de 2021 en comparación con junio de 2019 son: educación, que tiene 24.927 afiliados (+8,42%); administración pública, defensa y Seguridad Social obligatoria, con 23.082 (+7,98%); actividades sanitarias y de servicios sociales, donde hay 43.056 afiliados (+7,03%); actividades profesionales, científicas y técnicas -incluye actividades jurídicas, contabilidad, sedes centrales, consultoría, arquitectura, publicidad, I+D y veterinaria-, que ocupan a 22.047 personas (+2,49%); construcción, que cuenta con 55.611 afiliados (+1,33%) e industrias extractivas, con 404 afiliados (+1,00%). Además, los afiliados en actividades sin clasificar son 952 (+50,16%).

La tendencia del mercado laboral es de mejora continua en un contexto de gran incertidumbre. En este sentido, todo hace pensar que las cifras de julio serán significativamente mejores que las de junio, ya que la apertura de hoteles sigue su progreso y la llegada de turistas mejora la ocupación en toda la cadena de valor. En el mes de julio han abierto 90 hoteles solo en Mallorca. A finales de junio estaba abierto el 74,39% de los hoteles que pertenecen a la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, mientras que en la última semana de julio han sido más del 85%.

Los datos del mercado laboral en julio suelen ser siempre los mejores del año y mejores que en junio. De hecho, de junio a julio de 2019 la afiliación en la hostelería pasó de 154.515 personas a 159.473, es decir, casi cinco mil más (+4.958). El año 2020 fue excepcional, en un contexto posconfinamiento y sin turismo -acababa de empezar el proyecto piloto-, por lo que los datos no son comparables. La previsión para este mes que acaba es de mejora de la afiliación en términos anuales y descenso del paro. Asimismo, hay que significar que las cifras de personas en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) -que cuentan como afiliadas- bajan mes a mes. En junio eran todavía 21.290.

POR ISLAS. Eivissa es la isla más rezagada en la recuperación del mercado laboral. Si la caída de la afiliación en junio de este mes con respecto a junio de 2019 es del 9,79% para el conjunto de las Islas, en Eivissa la caída es del 15,45%; disminuye un 9,07% en Mallorca, un 7,40% en Formentera y un 7,30% en Menorca.
En lo que respecta a los afiliados en alojamiento, la mayor caída está en Mallorca (-24,81%), seguida de Eivissa (-23,39%), Menorca (-19,64%) y Formentera (-2,26%). En servicios de comidas y bebidas, las mayores caídas también son en Mallorca (-23,51%) y Eivissa (-23,14%).

POR MUNICIPIOS. Doce de los 67 municipios de Balears crean ocupación. La inmensa mayoría de municipios de Balears ha destruido ocupación en comparación con antes de la pandemia, en junio de 2019. Hay 12 excepciones: Alaró, Campos, Costitx, Esporles, Lloret, Llubí, Petra, Porreres, Puigpunyent, Sencelles, Selva y Vilafranca de Bonany. Son todos municipios de Mallorca, de interior a excepción de Campos, se trata de municipios no demasiado grandes en población y no tienen un gran componente turístico hotelero. Entre los mencionados 12 municipios suman 12.835 afiliados, 417 más que hace dos años.

Ariany, Sant Antoni, Santa Margalida, Son Servera, Alcúdia y Muro, los peores. En términos porcentuales, estos seis municipios de Balears -cinco de Mallorca y uno de Eivissa- son los que han destruido más afiliación en junio de 2021 en comparación con el mismo mes de 2019. Se caracterizan por una fuerte especialización en servicios turísticos. Entre todos ocupan a 35.128 personas, 9.840 menos que hace dos años.

Palma, Calvià y Eivissa, los tres con más afiliados. En términos absolutos, Palma (232.578 trabajadores), Eivissa (31.768) y Calvià (25.683) son los tres municipios de Balears con más afiliados en términos absolutos. Juntos suman 290.029 trabajadores, que son 30.479 menos este mes de junio que 24 meses atrás.