5

El Govern balear ha aprobado este viernes una declaración institucional respeto a las «medidas coercitivas» contra Balears y otras comunidades autónomas anunciadas por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ante el incumplimiento del límite de déficit del año 2015.

Además, los servicios jurídicos de la comunidad autónoma están analizando las dos cartas remitidas esta semana por el ministro Montoro a Baleares sobre el pago a proveedores y el cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria por si fueran objetivo de algún recurso.

Las «formas coercitivas» empleadas por el Gobierno central hacia Balears son «reprobables», ha criticado la portavoz del ejecutivo autonómico, Pilar Costa, que ha calificado de «muy duras» las dos cartas recibidas esta semana por la Conselleria de Hacienda y Administraciones Públicas

Costa ha pedido un poco de «coherencia» al ejecutivo central porque está «en funciones: se está en funciones para todo, pero no para lo que se quiere».

El equipo de la Conselleria de Hacienda y Presupuestos, con la consellera al frente, se reunirá con el ministro Montoro el próximo martes en Madrid tras la petición solicitada para «explicarle la situación» económica-financiera de la comunidad balear y «defender» el plan de ajuste financiero de este año.

Además, la presidenta de Baleares, Fracina Armengol, ha solicitado comparecer en el Parlament balear para explicar a la cámara la actitud del ministro Montoro hacia la comunidad balear.

«No admitimos estas formas, ni el contenido de estas cartas, ni este ataque intolerable a la autonomía balear y a sus ciudadanos», ha señalado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera tras la reunión del Consell de Govern.

Noticias relacionadas

Cladera ha subrayado que el Gobierno central está en funciones y está «haciendo política atacando a las autonomías» al anunciar medidas coercitivas cuando no las aplicó «por ejemplo» en 2015, año de elecciones generales.

Además, la consellera ha lamentado que el ministro esté «criminalizando» a las comunidades por el incumplimiento del déficit de España el año pasado del 5 % del PIB, ocho décimas más del 4,2 % comprometido con la UE.

Cladera ha dicho que el Gobierno no puede fijar límites de déficit a las comunidades que «no pueden cumplir», especialmente las que como Baleares están «mal financiadas».

El Govern balear está «haciendo los deberes», ha mantenido Cladera, que ha puesto como ejemplo que en el segundo semestre de 2015 la comunidad autónoma ha contenido el déficit y que el promedio de pago a proveedores en febrero fue de 58 días, el mismo que el mismo mes del año pasado.

En todo caso, ha asegurado Cladera, Baleares «no bloqueará créditos» como plantea el ministro, a quien le ha invitado a que concrete qué servicios públicos que reciben los ciudadanos de las islas se deben recortar.

La consellera ha explicitado el compromiso del ejecutivo balear respecto al cumplimiento del déficit, pero ha pedido al Gobierno que «no nos estrangule tanto cuando no ha sido capaz de resolver el problema de financiación de las comunidades autónomas durante todos estos años».

«A buenas horas convoca ahora el ministerio», cuando el Gobierno está en funciones, el grupo de trabajo para estudiar la mejora de la financiación autonómica, se ha quejado la responsable de las finanzas de Baleares.