Laboral - Plan contra la precariedad

Los inspectores de trabajo destapan casi 4.000 contratos fraudulentos en verano

| Palma |

Valorar:
preload
Imagen de la terraza de un bar. Teniendo en cuenta los efectos disuasorios, el plan de lucha contra la precariedad benefició este año a 5.500 trabajadores de Balears, lo que representa un incremento del 37 % respecto de los 4.011 del verano pasado.

Imagen de la terraza de un bar. Teniendo en cuenta los efectos disuasorios, el plan de lucha contra la precariedad benefició este año a 5.500 trabajadores de Balears, lo que representa un incremento del 37 % respecto de los 4.011 del verano pasado.

11-11-2016

Los 32 inspectores de trabajo desplazados a Balears desde la Península en los meses de verano han destapado 3.927 contratos fraudulentos. Así se desprende de los resultados del plan de lucha contra la precariedad laboral llevado a cabo en los meses de julio y agosto de este año que ayer presentaron el conseller de Treball, Iago Negueruela; la directora general de Salut laboral, Isabel Castro; y el director general d’Ocupació, Llorenç Pou.

Se trata del segundo verano consecutivo en el que se lleva a cabo esta campaña, que se repetirá el próximo año, con el objetivo de incidir en la calidad de la ocupación. «No nos vale crear empleo a cualquier precio», subrayó Negueruela, quien calificó los resultados del plan de «positivos» ya que ha beneficiado a más de 5.500 trabajadores de las Islas si se tienen en cuenta los efectos disuasorios de la campaña. El verano pasado, el plan se desarrolló a lo largo de seis semanas y se destaparon 2.444 contratos fraudulentos, que sumado los efectos disuasorios, benefició a más de 4.000 empleados.

Actuaciones

A lo largo de los dos meses en los que se ha desarrollado el plan, los inspectores han realizado 1.304 visitas a los centros de trabajo, de las que 555 fueron en horario nocturno y/o festivo y las otras 749 en horario diurno laborable. En estas visitas se revisaron 9.256 contratos temporales, de los que 3.381, es decir, una tercera parte, estaban en fraude de ley y se transformaron en indefinidos. Estas transformaciones incluyen también los que se convirtieron en fijos discontinuos.

La directora general de Salut Laboral explicó que este año se han revisado un 13 % más de contratos ya que se ha dado una mayor planificación entre la Conselleria e Inspección de Trabajo a raíz de los resultados de la campaña del verano pasado. Fruto de esa ampliación, se han transformado un 41,2 % más de contratos temporales en indefinidos.

En cuanto a la parcialidad, se revisaron 2.674 contratos a tiempo parcial, de los que 453 se convirtieron en ampliación de jornada. El porcentaje es similar al del verano pasado.

Además, la actuación de la Inspección permitió aflorar 93 altas a la Seguridad Social, de personas que trabajaban en la economía sumergida. En la anterior campaña, se tramitaron 106 afiliaciones por ese mismo motivo.

En conjunto, los inspectores han llevado a cabo actuaciones por valor de 37.217 euros en cotizaciones recuperadas a la Seguridad Social.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.