El pintor mallorquín Antoni Sans. | Alejandro Sepúlveda

El reconocido pintor mallorquín Antoni Sans denuncia que el padre de Nadia se quedó varios cuadros que le había donado para una subasta benéfica.

El artista de Santa Maria afirmó sentirse indignado y estafado por los padres de la menor. «Estábamos viendo la televisión tranquilamente en casa cuando, de repente, descubrimos que los cuadros que adornaban la casa de Fernando Blanco y de Marga Garau eran los que mi mujer y yo habíamos cedido de manera totalmente gratuita a Fernando para que los subastara a favor de la asociación», apunta Sans.

Noticias relacionadas

La donación se produjo hace unos siete años y el pintor mallorquín calcula que por cada cuadro la asociación podría haber obtenido unos 300 euros aproximadamente.