El Parlament aprueba una proposición para que no se encarguen deberes a los niños

| Palma |

Valorar:
preload
El conseller de Educació, Martí March, durante el pleno de este martes en el Palament.

El conseller de Educació, Martí March, durante el pleno de este martes en el Palament.

21-03-2017 | M. À. Cañellas

El Parlament balear ha aprobado este martes una iniciativa de MÉS per Menorca que solicita a la Conselleria de Educación que «como norma general» los alumnos consoliden los conocimientos educativos en horario lectivo.

La iniciativa del grupo econacionalista también incluía las palabras «y que, por tanto, no se encarguen deberes» fuera del horario escolar, pero estas palabras han sido finalmente retiradas a instancia del PSIB-PSOE.

El grupo econacionalista también ha aceptado otra propuesta de los socialistas para que la conselleria no tenga que aprobar una normativa específica sobre los deberes, sino que «impulse las condiciones» para que a partir del próximo curso los estudiantes consoliden sus conocimientos en las aulas.

La proposición no de ley ha sido aprobada con el apoyo de los partidos del Govern y el PI y la oposición del PP y C's.

En la defensa de esta iniciativa, el diputado de MÉS Josep Castell ha advertido que la mayoría de diputados tienen hijos en edad escolar y que la mayor parte de las tareas extraescolares son «memorístias y repetitivas», un sistema «ineficiente».

El diputado ha citado al pedagogo Enric Prats, que advierte que «la crítica más incisiva discute la poca utilidad de los deberes y su carácter reiterativo y poco original».

Castell ha recordado un reciente estudio de la OCDE sobre España que desvela que los jóvenes estudiantes de nuestro país dedican 6,5 horas semanales a los trabajos escolares frente a las 4,9 horas de la media europea.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud señala en otro informe que España es uno de los países donde los niños se sienten más «presionados» por los deberes.

Castell ha mantenido que «todo parece indicar» que los deberes «desmotivan» a los alumnos, provocan «aburrimiento» a los buenos estudiantes y «abandono» a los que les cuesta seguir el curso escolar; por tanto, más que mejorar los resultados, los empeora.

Por parte del PSIB, el diputado socialista Enrique Casanova ha reconocido que los deberes son un tema complejo y que, en muchas ocasiones, las actividades extraescolares también son deberes para los niños al tratarse de una obligación.

En todo caso, ha mantenido, los deberes son un asunto propio de los profesores, la comunidad educativa y los propios padres.

El portavoz de Ciudadanos, Xavier Pericay, ha defendido una enmienda de su grupo que no ha sido aceptada y en la que el Parlament instaba a la Conselleria de Educación y Universidad a «velar para que los trabajos que maestros y profesores prescriben fuera del horario lectivo se ajusten a las necesidades de la materia y a la disponibilidad de los alumnos».

Pericay ha criticado la iniciativa de MÉS y ha calificado de «insólita» la huelga celebrada en España para protestar por los deberes, si bien ha mantenido que la carga de trabajo fuera del colegio debe ser la «justa», una cuestión que «depende» exclusivamente del profesor y de la materia en cuestión.

La diputada del PP Núria Riera ha dejado claro que su grupo no está a favor de regular por «ley» los deberes como pretendía MÉS, una actitud «anacrónica», sino que es necesario «respetar» la autonomía de los centros y los profesores y sus respectivos proyectos educativos, que se adaptan a las necesidades de sus alumnos.

Los deberes no generan «una brecha social», ni tampoco son negativas las tareas repetitivas, ha mantenido Riera, que ha apostillado que como madre conoce que sus hijos tienen diferentes necesidades educativas y de refuerzo. «El Parlament tiene otros trabajos», ha apostillado.

La portavoz de Podemos, Laura Camargo, ha defendido la necesidad de «racionalizar» los deberes porque la cantidad de trabajos que realizan los niños está «perjudicando la vida de las familias, especialmente la de entornos sociales más desfavorecidos».

Camargo ha defendido «el aprendizaje y la felicidad de los niños y niñas, que tienen derecho a ser felices y a gozar de la infancia de una manera sana», al tiempo que se ha referido a la necesidad de evitar que el «agobio» que puede generar la educación se traslade a las familias.

Desde el PI, María Antonia Sureda, ha sostenido que no se puede «fiscalizar» el trabajo de los profesores y ha subrayado que sobre educación no todo el mundo sabe.

En todo caso, el PI se ha opuesto a regular por ley los deberes y ha apostado por una ley educativa consensuada a nivel estatal.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 7

Laura
Hace más de 2 años

Desde mi punto de visto tengo una pequeña cosa que decir.No es que los niños tengan que hacer tareas en casa es que tendrían que enseñarle desde muy temprana edad que hay unas obligaciones en esta vida y que la suya hasta que tengan una edad de decir es la de aprender y hacer lo que es mejor para ellos.A veces es excesivo puesto que yo tengo un hijo y no saben encontrar la el punto medio en cuento a tareas que se le designan porque unos días mi hijo no tiene tarea y otro se pasan porque mi hijo ha estado una hora haciendo tarea.Hay que enseñarles a que tienen que cumplir sus obligaciones pero con moderidad señores que nosotros también fuimos niños

Valoración:3menosmas

@Quizas
Hace más de 2 años

Ya tienes un negativo de uno que da clases de zambomba y no quiere que los niños dejen su actividad extra escolar.Perdería dinero.

Valoración:menosmas

Quizás
Hace más de 2 años

Quizás mas que los deberes, lo que habría que limitar son tantas y tantas actividades extraescolares que agotan a los niños (y a los padres también por estar pendientes de ellos) y a la hora de hacer los deberes, ni niños ni padres pueden mas. Si del colegio fueran a casa podrían hacer unos deberes (moderados) tranquilitos y sin problemas. Baño. cena, algo de tele ya dormir.

Valoración:1menosmas

Maria
Hace más de 2 años

Nuestros hijos tienen que aprender a trabajar solos, deberes, si, pero no tantos. Si el problema está en que no basta el tiempo de clase, pues que alarguen el curso escolar y tengan vacaciones desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto, que ya son largas.

Valoración:1menosmas

Sarah
Hace más de 2 años

Manumenorca: soy profe de religión, no se tú, pero me da que si eliminamos la religión católica será muy complicado estudiar nuestra historia. En el centro de los pueblos destacan los campanarios, y el perfil de nuestras ciudades dibujan también ese horizonte. Puedes no ser creyente, estás en tu perfecto derecho, lo que no acabo de entender son dos cosas. 1) que tiene que ver tu comentario con el tema que nos ocupa, y 2) que defiendas la ignorancia como virtud.

Valoración:2menosmas

Kamilo
Hace más de 2 años

No sé si alguna de estas propuestas contempla la realidad: estos niños sin deberes (de ningún tipo) serán los que mañana deberán empujar nuestra silla de ruedas, los que nos recetarán y diagnosticarán, serán los banqueros que custodiarán nuestro dinero y los encargados de cuidar nuestros derechos... propuestas como esta, simplemente dan MIEDO.

Valoración:-1menosmas

plip
Hace más de 2 años

Pensándolo bien, si no hay deberes, no hay nada que corregir ni repasar, una cosa menos! Menos niños por aula, sin deberes, dentro de poco menos horas, y entre huelga y huelga ya no hará falta ni que vayan a currar, total...

Valoración:0menosmas

Jonh
Hace más de 2 años

Si eres un inutil, metete a politico. ASI LO DECIA UN ANTIGUO COLEGA Y ACIERTA EN TODA REGLA.

Valoración:4menosmas

Cheque escolar
Hace más de 2 años

Dejad a los padres decidir, que cada centro deje claro en su proyecto educativo qué política de deberes va a seguir, al igual que su política lingüística, y así lo padres lo tenderemos más fácil a la hora de elegir colegio para nuestros hijos. Evidentemente, se debería facilitar un porcentaje de centros alternativos por zonas en función de la demanda de los padres.

Valoración:2menosmas

manumenorca
Hace más de 2 años

... creo que es más urgente que eliminen la asignatura de religión católica del temario de educación, pues no tiene nada que hacer ahí, es un recurso apologético de una confesión religiosa, y si no la eliminamos, dentro de poco tendremos no una, sino decenas de asignaturas similares de sectas y religiones que pedirán lo mismo...

Valoración:2menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 7