Balears se mantiene como una de las comunidades donde es más caro llenar el carro de la compra

|

Valorar:

Balears se encuentra entre las comunidades autónomas en las que también cuesta más llenar la cesta, según el informe anual de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Esta tendencia se mantiene año tras año y Balears aparece entre las comunidades más costosas para realizar la compra, junto con Catalunya. En cambio, Vigo y Ciudad Real están entre las ciudades más económicas.

El informe, que analiza casi 164.000 precios de una cesta de 233 productos de 1.137 establecimientos repartidos por todo el territorio nacional e Internet, concluye que los consumidores pueden ahorrarse 909 euros al año si eligen los establecimientos más baratos de su ciudad, cifra 24 euros inferior a la del año anterior debido al ligero aumento en la homogeneidad y la convergencia de las cadenas. Así, Una familia española puede ahorrar una media de 909 euros al año en la cesta de la compra dependiendo del establecimiento en el que compre, lo que supone casi la quinta parte del gasto anual en alimentación de un hogar medio (unos 4.783 euros al año). La organización utiliza el índice 100 como punto de referencia y los valores que más se alejan de esta cifra representan los establecimientos más caros. La media de las Islas es 123, de las más elevadas del Estado y hasta un 6 % por encima de las regiones más económicas. Se han estudiado los precios de 17 establecimientos, todos ubicados en Palma a excepción de una superficie instalada en Marratxí.

El ahorro en función de si se compra en un supermercado u otro es del 22 %. Mercadona de la calle Aragó es el más económico, mientras que el Aprop de la calle Nuredduna es el más costoso. Por debajo de la media figuran también los Mercadona de las calles General Riera y Avinguda Argentina, Alcampo, los Carrefour ubicados en los centros comerciales Fan y Portopí, así como el Carrefour Express de la calle Aragó, y el Eroski de la calle Aragó, que se sitúa justo en la media.

LA NOTA

Sube el precio de los alimentos frescos

Según el estudio, en 2017 los alimentos frescos han subido su precio de «forma notable», un incremento que, sin embargo, se ha compensado con la bajada de los productos económicos -básicos de alimentación y droguería. Así, por ejemplo, el portavoz de la OCU Miguel Ángel Pascual detalló que en este año los kiwis han subido un 23,9 %, los tomates de ensalada un 20,6 %, las peras de conferencia un 12,8 %, las rodajas de salmón un 11,7 % y las berenjenas un 7,8 %. En el polo opuesto se sitúan el aceite de girasol (-9,5 %) o los macarrones (5,1 %), entre otros

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.