La derecha balear se ve ganadora y augura un cambio para 2019

|

Valorar:
preload
Biel Company, en una imagen reciente.

Biel Company, en una imagen reciente.

04-12-2018 | Javier Coll

El PP y Ciudadanos (C’s) vieron este lunes el resultado de Andalucía como un anticipo de lo que puede ocurrir en Baleares en mayo del próximo año. Por contra, desde los partidos de izquierda, se argumentó que «no es extrapolable». Eso sí, tanto el PSIB, como Més y Podemos expresaron su temor a que el voto de la próxima convocatoria sea en clave estatal y que quede eclipsada la gestión del Govern.

Todos los partidos fijaron su posición sobre lo ocurrido en Andalucía y cómo puede afectar a las Islas. Més, donde conviven dos sensibilidades (la de IniciativaVerds y la del PSM), aprovechó para presentar una propuesta de reforma de la Constitución que tenga en cuenta el derecho de autodeterminación.

La izquierda no ocultó su nerviosismo y dio por bueno que este partido buscará el apoyo de la ultraderecha de Vox para conseguir sus objetivos. La dirección balear del PP, en línea con la estatal, no dejó ninguna duda de que están llamados a gobernar, en Andalucía pero también en Baleares. La presidenta Armengol evitó las declaraciones.

C’s quiere liderar el cambio

Gabriel Company, que participó en la directiva estatal, dijo que el PP «ha de liderar el cambio en Andalucía» porque los andaluces habían votado cambio y no quieren a PSOE y Podemos. Comentó que «a la izquierda se le nota el nerviosismo porque pierde la poltrona», también en las Islas, donde «Armengol gobierna con los peores resultados de su historia. Y añadió: «Habrá un cambio y el PP «volverá a ser la fuerza más votada y cualquier cambio pasará por ahí».

Xavier Pericay (C’s) auguró el PSIB «se resentirá» en las próximas elecciones autonómicas y municipales «de sus pactos con los nacionalistas de Més, que apoyan la causa independentista». En su opinión, «Andalucía es un reflejo de lo que va a pasar en otras comunidades autónomas, como Balears», donde su partido trabaja para liderar el cambio».

Alberto Jarabo, de Podemos, celebró «el fin del susanismo» pero admitió que «la alternativa es una mayoría que da miedo».

Jarabo, que en declaraciones privadas es más crítico con la campaña de Adelante Andalucía (la marca electoral de Podemos e Izquierda Unida) que en las comparecencias públicas, dijo que «la izquierda tiene que tomar nota» y profundizar en los acuerdos de gobernabilidad de 2015 incidiendo en políticas sociales.

Joana Aina Campomar, de (Més), después de anunciar una iniciativa parlamentaria a favor de la reforma de la Constitución, que la generación que ahora tiene 50 años no votó, alertó del peligro del discurso xenófobo, antifeminista y recentralizador de Vox, y lamentó que «el PP esté sacando pecho» por ese partido.

Campomar indicó que «tenemos que profundizar en las políticas de izquierdas y ecologistas» y que eso lo tienen claro desde siempre.

Sobre la crítica de IniciativaVerds (IV) a que parte de la izquierda no se siente representada en Més dijo que todas las decisiones de Més se votan en la Ejecutiva donde hay representantes de IV y PSM.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

mayo19
Hace 8 días

A ver si es verdad.

Valoración:0menosmas

Ido
Hace 8 días

Os recuerdo que uno de los puntos del programa de vox es "que todo el suelo sea urbanizable", y esta no es una de sus peores lindezas. Reidles las gracias, que va a quedar bien bonito ibiza recubierta de cemento.

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1