El Govern espera ayuda de Madrid, pero mantendrá su plan abolicionista con la prostitución

| Palma |

Valorar:
La responsable del Institut Balear de la Dona, Marina Duran, que en la imagen aparece con mascarilla en un acto reciente, considera que Madrid será sensible con la petición de Baleares.

La responsable del Institut Balear de la Dona, Marina Duran, que en la imagen aparece con mascarilla en un acto reciente, considera que Madrid será sensible con la petición de Baleares.

Archivo UH

El Govern balear quiere que Madrid se implique económicamente en dar apoyo y atención a las prostitutas, aunque mantendrá su plan «abolicionista» en Baleares independientemente de la postura que adopte el Ministerio de Igualdad.

Este jueves deberían despejarse algunos interrogantes. La consellera Pilar Costa tiene previsto mantener una videoconferencia con la ministra Irene Montero, en la que reclamará la ayuda del Gobierno central para prestar auxilio a un colectivo especialmente vulnerable.

Como informó este diario en su edición de este domingo, Costa ya había avanzado sus intenciones remitiendo días atrás una carta a Montero. En esta misiva, la consellera de Presidència, Cultura i Igualtat recuerda que en Baleares se acordó «suspender todas aquellas actividades que faciliten o posibiliten el ejercicio de la prostitución, como por ejemplo prostíbulos, clubes de citas, sitios con espacios reservados a contactos, etcétera, por lo que permanecerán cerrados al público este tipo de establecimientos, con independencia de la licencia de actividad bajo la que operen».

Por lo tanto, añade Costa, «solicitamos al Gobierno de España su colaboración económica para dar apoyo y atención a las mujeres que a partir de ahora necesitarán ayuda en ámbitos como la alimentación o la vivienda».

Maria Duran, responsable del Institut Balear de la Dona (IB-Dona), expresó su convencimiento de que Madrid se mostrará sensible con las reivindicaciones de Baleares, si bien aclaró que la Comunitat lleva tiempo prestando ayuda a las prostitutas y combatiendo a la explotación sexual. «Somos optimistas de cara a la reunión con la ministra Montero, pero sea cual sea su postura, nosotros seguiremos luchando contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual».

Duran subrayó que desde que se inició la pandemia, Baleares ha sido la primera comunidad en habilitar ayudas para estas mujeres. Casal Petit (150.000 euros), Cruz Roja (640.000) y Médicos del Mundo (263.000) han sido las principales instituciones a través de las cuales el Govern ha canalizado gran parte de sus esfuerzos para auxiliar a estas mujeres. «Muchas de ellas residen aquí en una situación irregular, un aspecto que complica un poco más las cosas, pero no podíamos dejarlas tiradas. Ahora mismo estamos ayudando a unas 340 mujeres», explicó la directora del IB-Dona.

El plan

Este próximo viernes, un día después del encuentro telemático entre Pilar Costa e Irene Montero, Duran prevé convocar a diversas administraciones y entidades para dar cuenta de los resultados del cónclave, pero también para seguir desarrollando el plan del Govern contra la prostitución. «En Baleares hay unas 600 mujeres que se dedican de forma permanente a la prostitución y nosotros queremos darles una salida. Quizás la pandemia sea un buen momento para dar el paso definitivo», subrayó. Aunque desde el pasado 29 de agosto y a raíz de una resolución de la Conselleria de Salut la prostitución está prohibida en Baleares, Duran expresó su preocupación por la gran cantidad de «anuncios telemáticos en los que se ofrecen servicios sexuales que estamos detectando.

Amparándonos en cuestiones estrictamente sanitarias, estamos intentando poner fin a este tipo de publicidad, pero es muy complicado. Prácticamente no podemos hacer nada».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.