Los centros educativos vulnerables de Baleares contarán con más de tres millones de euros de apoyo este curso

| Palma |

Valorar:
preload
El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, y la general de Primera Infancia, Innovación e Investigación, Amanda Fernández.

El conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, y la general de Primera Infancia, Innovación e Investigación, Amanda Fernández.

CAIB

Los centros educativos vulnerables de las Islas contarán con más de tres millones de euros de apoyo este curso 2020-2021, con dos millones a través del Programa para la orientación, avance y enriquecimiento educativo (#PROA+) puesto en marcha por el Ministerio y 1,2 millones del Programa de Acompañamiento Escolar (PAE) del Govern.

Así lo han anunciado este jueves el conseller de Educación, Universidad e Investigación, Martí March, y la general de Primera Infancia, Innovación e Investigación, Amanda Fernández, en una rueda de prensa.

El programa PROA+ busca fortalecer los centros financiados con fondos públicos que presenten indicadores más altos de pobreza educativa, como retraso educativo significativo, alumnado en desconexión de la escuela, altos índices de absentismo, riesgo de fracaso escolar y abandono temprano.

Así, se dirige a centros que necesiten apoyo adicional para responder al impacto del confinamiento y el cierre de escuelas en el tercer trimestre del curso anterior.
Los centros seleccionados deberán firmar contratos-programa con las actuaciones del programa PROA+ que se aplicarán en cada caso. Cada centro podrá solicitar las líneas de actuación que considere necesarias.

El programa prevé tres líneas: un plan de acompañamiento y refuerzo escolar para el alumnado con necesidades específicas de apoyo; incorporación de profesionales del ámbito social (para centros públicos y concertados); y adecuación del Proyecto Educativo de Centro a las necesidades del curso a través del Plan de Contingencia (línea dirigida a centros públicos).

La línea de apoyo al alumnado NESE se añade al Programa de Acompañamiento Escolar (PAE) que impulsa la Conselleria, enfocado a alumnos de centros públicos de 5º y 6º de primaria y de educación secundaria, preferentemente de 1º y 2º, que se encuentren en situación especialmente vulnerable por motivos socioeconómicos o socioculturales, riesgo de abandono escolar y dificultades de aprendizaje.

Este programa está financiado por la Conselleria (1.200.000 euros), además de 500.000 euros de PROA+ y 150.000 del Fondo Social Europeo. La edición del curso 2020-21 de invierno también incluirá los centros concertados.

La edición del PAE de verano de Baleares, en julio, se amplió a alumnado de 5º y 6º de primaria y a los centros concertados (hasta ahora sólo se ofrecía a los públicos). También se amplió el número de alumnado por grupo hasta diez.

Esto ha supuesto también un incremento del presupuesto hasta llegar a los 800.000 euros, una subida respecto a 2019 de 647.491 euros.

Han participado en el PAE de verano un total de 7.866 alumnos (6.198 de la pública y 1.668 de la concertada) lo que supone un incremento de alumnado de 6.288 alumnos. En total han participado 277 centros (233 de la pública y 44 de la concertada) frente los 46 de la edición del año pasado. En cuanto a los docentes, han participado 1.056, frente a los 172 del año anterior.

Respecto a la incorporación de educadores sociales, March ha indicado que se incrementará la plantilla este curso con 25 profesionales más, hasta los 51. El programa #PROA+ financiará estas contrataciones a través de su segunda línea de actuación.
Los educadores podrán atender uno o dos centros como máximo, tanto de la pública como de la concertada y, a diferencia de los que se habían implantado hasta ahora, también podrán actuar en centros de primaria. Quedarán excluidos de esta línea los centros que ya disponen de un educador social contratado por la Conselleria.

Los educadores sociales se dedican especialmente a alumnos que presentan dificultades en el aprendizaje derivadas de causas sociales. Los profesionales adjudicados formarán parte del servicio de orientación y dependerán directamente de la dirección de cada centro.

Finalmente, los centros participantes en la tercera línea del programa #PROA+ recibirán una aportación económica por parte de la Conselleria hasta un máximo de 15.000 euros para la contratación de uno o varios servicios.

El objetivo es reforzar las medidas de organización del Plan de Contingencia del centro con la contratación de una empresa o profesional para trabajar aspectos concretos o para incluir este servicio en la actividad diaria del centro.

Se puede destinar este apoyo a acogida y acompañamiento del alumnado, actividades de educación para la salud relacionadas con la COVID-19, diseño o mejora del Plan Digital del centro, apoyo a los planes de tutoría, orientación y convivencia de centro, y a medidas inclusivas de atención a la diversidad para alumnado socialmente vulnerable y con necesidades específicas.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Últimos en todo y primeros en abandono
Hace 19 días

La vulnerabilidad de los Centros Educativos de Baleares, la mantiene en alza la Comunidad Autónoma.., malos que sois muy malos...

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1