El Govern concede la Medalla de Oro a los sanitarios tras recortarles el sueldo

El Ejecutivo congeló el salario de los funcionarios ya que tras aplicar con carácter retroactivo la subida pactada del 2 %, rebajó el complemento específico

| Palma |

Valorar:
Protesta del pasado mes de noviembre contra los recortes del personal sanitario en Can Misses.

Protesta del pasado mes de noviembre contra los recortes del personal sanitario en Can Misses.

DANIEL ESPINOSA

El Consell de Govern acordó ayer la concesión de la Medalla de Oro de la Comunidad Autónoma de las Baleares este año, el máximo galardón que concede la administración autonómica, a los profesionales sanitarios que luchan contra la pandemia de coronavirus.

Un premio que es «un reconocimiento a la labor de todos los trabajadores del colectivo sanitario, público y privado», según señaló ayer el nuevo portavoz del Govern, Iago Negueruela en rueda de prensa.

El Ejecutivo balear quiere reconocer «tanto a su gran capacidad de adaptación a una situación desconocida, como a su dedicación, compromiso y valentía, que les ha convertido en un ejemplo de entrega y superación». Además, Negueruela explicó que el sistema de salud balear respondió de «forma extraordinaria» a las complicaciones ocasionadas por esta pandemia.

«Los profesionales sanitarios han trabajado de forma eficaz y eficiente para minimizar el impacto del virus. Su dedicación ha sido absoluta y la implicación del personal que conforma el sistema público y privado de salud ha sido impecable», señaló el portavoz, quien añadió: «Gracias a la suma de todos estos esfuerzos se han minimizado las consecuencias de la expansión del virus».

Este premio llega con un colectivo sanitario agotado por los esfuerzos de la pandemia, pero también enfadado por el trato del Govern. La congelación salarial sentó muy mal entre unos profesionales que todavía esperan que el Ejecutivo que preside Armengol dé marcha atrás.

Baleares es la única comunidad que no subió en 2020 el sueldo un 2% a los funcionarios, algo que establecía la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Sí lo hizo con carácter retroactivo en 2021 y los funcionarios percibieron 23,60 euros mensuales más. Esta subida, a efectos prácticos, quedó en nada ya que a su vez el Govern rebajó el complemento específico en 22,31 euros. A todo esto hay que sumar que el Ejecutivo autonómico ya anunció que tampoco subirá el 0,9% que se debería aplicar en 2021.

Lavar su imagen
Un doble recorte que tiene a los profesionales sanitarios en pie de guerra. El Sindicato Médico de Baleares (Simebal) está estudiando la interposición de una demanda para «evitar un peor trato que los profesionales sanitarios de las otras comunidades».

Desde el propio Simebal señalaron ayer que después de «ningunear» al personal sanitario, «ahora, el Govern quiere lavar su imagen pública que está muy deteriorada». «Las movilizaciones de Ibiza les están dejando mal porque evidencian que realmente no están cuidando a sus trabajadores», añadieron.

Cabe recordar que esta decisión del Ejecutivo ya ha hecho que los profesionales protestaran.

Por otro lado, el Govern anunció que este año se entregarán 12 Premios Ramon Llull a 12 sectores de la sociedad que han contribuido «en la lucha» contra la COVID-19. En este sentido, Negueruela enumeró al sector educativo, trabajadores y usuarios de residencias, trabajadores de servicios esenciales, fuerzas y cuerpos de seguridad, servicios sociales, voluntariado, sector cultural, colegios y profesionales de gestión administrativa tanto público como privada, la industria reconvertida para dar servicios adaptados a la COVID-19 y al conjunto de la ciudadanía.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jose Antonio
Hace 16 días

Nada que objetar al premio de sanitarios (sólo que por un lado medallita, y por otro condiciones económicas inferiores a otras comunidades), pero: ¿Un premio al conjunto de la ciudadanía? ¿También a los/as descerebrados/as que, después de que estuviesen disponibles van sin mascarilla o con ella mal puesta? Mal muy mal... Por contra, echo de menos un premio (bien merecido) a las y los trabajadores de servicios esenciales como supermercados y otros comercios que han estado trabajando, también durante el confinamiento duro del año pasado, sin EPIS por falta de ellas (ni mascarillas homologadas, guantes o gel hidroalcohólico), en contacto con mucha gente y supongo que con el miedo metido en el cuerpo como todos teníamos. Y sin poder teletrabajar.

Valoración:6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1