El 54 % de los empresarios de Baleares espera incrementar su facturación en 2021

Según se extrae del informe 'Perspectivas España 2021: Baleares', realizado por KPMG junto a CEOE

| Palma |

Valorar:
Tres de cada cuatro compañías de la región (76 %) creen que podrán sortear la crisis aplicando medidas. Tal vez por ello, el 54 por ciento de las compañías las Islas prevé que su facturación se incremente en 2021, frente a un 32 por ciento que anticipa que disminuirá.

Tres de cada cuatro compañías de la región (76 %) creen que podrán sortear la crisis aplicando medidas. Tal vez por ello, el 54 por ciento de las compañías las Islas prevé que su facturación se incremente en 2021, frente a un 32 por ciento que anticipa que disminuirá.

Gemma Andreu

El 54 por ciento de los empresarios de Baleares espera incrementar su facturación este 2021, pese al impacto de la pandemia en la mayor industria del archipiélago, el Turismo, según se extrae del informe 'Perspectivas España 2021: Baleares', realizado por KPMG junto a CEOE.

Este informe asocia el impacto de la pandemia en el Turismo a que las empresas de las Islas presenten una de las visiones más negativas sobre la coyuntura actual y sean cautas en sus previsiones para lospróximos 12 meses.

Así, el 94 por ciento de los empresarios encuestados considera la situación económica actual de la región como «mala» o «muy mala», casi 20 puntos por encima de la media nacional.

Sin embargo, tres de cada cuatro compañías de la región (76 %) creen que podrán sortear la crisis aplicando medidas. Tal vez por ello, el 54 por ciento de las compañías las Islas prevé que su facturación se incremente en 2021, frente a un 32 por ciento que anticipa que disminuirá.

En este sentido, las previsiones de inversión y plantilla son pesimistas. El 48 por ciento de las empresas baleares señala que su inversión disminuirá, mismo porcentaje que asegura que reducirá su plantilla. Ambas cifras superan en casi 15 puntos el sentimiento del conjunto del país.

Los planes de internacionalización, asimismo, se mantendrán de una manera estable para el 44 por ciento de los encuestados, muy en línea de las empresas a nivel nacional.

En cuanto al impacto de la COVID-19 en las empresas de Baleares, el informe de KPMG y CEOE revela que estas han tenido que redefinir su estructura operativa y de costes, lo que en ocasiones ha obligado a implementar ajustes.

Concretamente, en el caso de las compañías baleares, ha afectado de manera especial a plantillas -el 79 por ciento de encuestados ha aplicado ajustes en esta área-, inversiones (77 %) y los costes de producción (62 %).

La caída de la demanda, especialmente en el Turismo, ha hecho que, asimismo, tres de cada cuatro compañías de Baleares hayan realizado reestructuraciones operativas o bien haya financiado o refinanciado deuda.

Estas dos operaciones, pronostica el informe, seguirán siendo las más comunes en los próximos 12 meses, en los que también se pondrá el foco en solicitar fondos del Plan de Recuperación Europeo -así lo hará el 42 % de los encuestados-, cerrar alianzas -el 40 % de los participantes prevé realizarlo- y en activar procesos de compra -el 35 % de las empresas llevará a cabo este tipo de operaciones-.

Acerca del Plan de Recuperación Europeo, solo el 10 por ciento de las compañías baleares descarta optar a estos fondos. Un 61% responde que sí intentará acceder a esta financiación, cifra considerablemente superior a las compañías nacionales (46 %).

Mientras, entre las políticas palanca del plan bautizado 'España Puede', la que despierta mayor interés entre el empresariado de las comunidad es la modernización y digitalización del tejido industrial y la pyme, donde se incluye la recuperación del Turismo -74 por ciento de los encuestados-. En segundo lugar, se sitúa la transición energética justa e inclusiva (35%).

En los próximos 12 meses, también se estima que ocupen un lugar destacado en la agenda de los directivos del archipiélago la mejora de procesos y la transformación de la empresa. El 83 por ciento y el 63 por ciento de compañías baleares, respectivamente, incluyen estos aspectos en sus prioridades estratégicas.

«El análisis de datos y la optimización de los procesos permitirán definir una oferta de servicios atractiva y personalizada para los turistas, que, tarde o temprano, volverán», explica en el informe el socio responsable de KPMG Baleares, Francisco Albertí.

Además, continúa, «incorporando criterios de sostenibilidad, circularidad y eficiencia energética, esta oferta responderá a las crecientes exigencias de un turismo respetuoso con su entorno».

Respecto a las principales amenazas para las empresas de Baleares, tres de cada cuatro compañías incluyen los riesgos de demanda y más de la mitad (52 %) sitúa en ese grupo los riesgos de pérdidas.

Por ello, la adaptación a los nuevos hábitos de consumo destaca como principal reto para el 62 por ciento de compañías de Baleares en la nueva realidad, seguida muy de cerca por la digitalización y la gestión de personas, que marca el 60 % de los encuestados.

El carácter prioritario de la digitalización queda, igualmente, patente en los planes de inversión de las empresas del archipiélago, con un 54 por ciento de los encuestados asegurando que invertirá en herramientas tecnológicas.

Asimismo, en lo relativo a las medidas económicas aprobadas por el Gobierno de España para limitar el impacto de la COVID-19, el informe revela que aquellas que tienen mejor valoración entre empresas de las Islas son los ERTE -el 81 por ciento cree que han sido positivos- y los avales del ICO (75%). El resto de las disposiciones analizadas en esta encuesta tienen un impacto mayoritariamente neutro.

Pese a la valoración de las medidas económicas, los encuestados exigen como medida principal al Gobierno central la eficiencia del gasto público -el 67 por ciento cree que debería figurar entre las prioridades del Ejecutivo-. Le siguen las reformas estructurales y la simplificación administrativa, que reclama el 48 por ciento de empresas de Baleares.

En el ámbito regional, las principales demandas al Ejecutivo son la simplificación administrativa, que apoya el 69 por ciento de los encuestados, la eficiencia del gasto público (63 %) y la disminución de la presión fiscal (50 %).

De acuerdo con la opinión expresada por las compañías baleares, las prioridades en política fiscal deberían ser los incentivos a la inversión -71 por ciento de los encuestados-, las medidas tendentes a favorecer la liquidez (65 %) y, con el 56 %, la simplificación de la fiscalidad y la seguridad jurídica

Finalmente, respecto a la recuperación de la economía, la mayoría de los encuestados opina que esta tardará al menos dos años en llegar a producirse. El 72 por ciento de empresarios de Baleares, de hecho, no espera recuperar sus niveles de ventas antes del fin del año 2022.

Según el informe de KPMG y CEOE, el ritmo de recuperación vendrá en buena medida determinado por la evolución de la enfermedad y de las campañas de inmunización masiva que empezaron a finales del pasado año 2020.

Por ello, las compañías de Baleares prevén mayoritariamente que se convivirá con la COVID-19 durante más de un año. Un 37 por ciento de los encuestados, de hecho, así lo cree. Mientras, un 13 por ciento reduce ese plazo a un máximo de seis meses y un 29 por ciento a un máximo de 12. Con todo, una de cada cinco empresas de las Islas considera que el virus acabará siendo endémico.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.