Coronavirus

La vacunación se ralentiza en las Islas por la falta de dosis de AstraZeneca

La mayoría de centros masivos también están administrando inyectables de Pfizer y Moderna

| Palma |

Valorar:
En el hipódromo de Manacor, así como en Inca, Son Dureta y los centros de Menorca e Ibiza, ya se están suministrando vacunas de Pfizer y Moderna.

En el hipódromo de Manacor, así como en Inca, Son Dureta y los centros de Menorca e Ibiza, ya se están suministrando vacunas de Pfizer y Moderna.

Maria Nadal

Salut recibió la semana pasada apenas 3.400 vacunas de AstraZeneca para suministrar al colectivo de 60 a 69 años, que agrupa a unas 116.258 personas en Baleares, aunque cerca del 30 % ya estaría inmunizado con una primera dosis. La perspectiva mejora vagamente con el envío de esta semana de otras 8.500 vacunas más pero son insuficientes. Con estas cifras la campaña se ha ralentizado en las Islas, sobre todo entre esta franja de edad que se está inmunizando en los puntos masivos habilitados.

De hecho si la media de suministro diario de vacunas la semana pasada era de más de 6.100 dosis, desde el pasado viernes se están poniendo menos de 3.000 al día, es decir, la mitad.

A la espera de conocer si la farmacéutica de Oxford incrementará sus envíos en un futuro próximo, desde Salut han empezado a suministrar las vacunas de Pfizer y Moderna en todos los centros masivos habilitados en las Islas excepto en Germans Escalas. Así, las personas a las que se está vacunando con estos inyectables, el colectivo de 70 a 79 años, se está desplazando y son pocos los que todavía acuden a su centro de salud.

Fuentes sanitarias aseguran que de esta manera al menos se alivia el servicio de Atención Primaria y se aprovechan las infraestructuras y la contratación de personal hecha para seguir adelante con el proceso de vacunación.

Aún así todo parece indicar que esta situación no se alargará en el tiempo. Cabe destacar que la Agencia Europea del Medicamento dio luz verde este martes a seguir vacunando con Janssen aunque el laboratorio deberá incluir los trombos entre los efectos secundarios raros de su vacuna como ya hizo AstraZeneca.

Esta decisión ha sido definitiva para que no sea necesario dilatar el suministro de segundas dosis de Pfizer de los 20 días actuales a entre 6 y 8 semanas en menores de 80 años, y podría ser suficiente para dar en breve el esperado empujón definitivo al ritmo de inmunización.

Los envíos de Pfizer son los más constantes y hasta ahora han supuesto alrededor de 23.000 dosis a la semana para Balears, una cifra que crece en el siguiente envío gracias a los nuevos acuerdos de la Unión Europea con la farmacéutica estadounidense.

Mayores de 80, vacunados

La principal consecuencia de mantener estos envíos es que la población de más de 80 años de las Islas se da ya por vacunada. Como en otros colectivos ahora se realiza una búsqueda activa de casos que puedan no haber recibido su dosis por varias circunstancias pero el grueso se da por finalizado.

Por otra parte, la campaña avanza de mayor a menor, con esta vacuna, entre la franja de 70 a 79 años y en Mallorca ya se está llamando a los de 73.

Apenas un 9 % de la población diana usó el BitCita

El pasado viernes se activó el sistema de cita previa online para vacunarse con 8.000 horas disponibles para una población diana de 5.624 personas (de nacidos en 1956 que no se habían vacunado todavía). El lunes apenas 527, un 9 %, lo habían utilizado. De ahí que se abran 24.500 citas más (para los años 1957-1960) con la previsión de que sobren.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.