El Govern defiende la desescalada lenta para tener apertura turística

El portavoz del Govern y titular de Turismo insiste en que se debe mantener una situación epidemiológica estable

| Palma |

Valorar:
El interior de los restaurantes se cerró antes de Pascua.

El interior de los restaurantes se cerró antes de Pascua.

P. Pellicer

El conjunto de Baleares, avanza en la desescalada, aunque «lenta y prudente», en palabras del portavoz del Govern, Iago Negueruela. A partir de mañana se flexibilizan algunas medidas, pero el interior de los bares y restaurantes permanecerá cerrado en Ibiza y Mallorca. El objetivo no es otro que mantener «los buenos datos sanitarios actuales» para posicionar a las Islas en su conjunto como un destino seguro de cara a la apertura turística de los principales mercados emisores. Govern, patronales y sindicatos coincidieron ayer en esta premisa, tras la reunión de la Mesa del Diálogo Social en el la que se abordaron las medidas que hoy se aprobarán en Consell de Govern extraordinario.

Negueruela, los presidentes de CAEB y PIMEM, Carmen Planas y Jordi Mora, respectivamente; y los secretarios generales de UGT, Lorenzo Navarro; y CCOO, José Luis García, reconocieron la dureza de las restricciones y las dificultades que atraviesa el sector de la restauración. Sin embargo, insistieron en que se sigue el camino «correcto» para dar continuidad a la estrategia marcada a finales de 2020 y lograr tener temporada turística. «Hay 200.000 puestos de trabajo en juego», aseguró García.

En estos momentos, los turistas alemanes no deben realizar cuarentena cuando regresan a su país desde las Islas y el objetivo es que ocurra lo mismo en Reino Unido a partir del 17 mayo, cuando el país autorizará los viajes al extranjero. «La situación epidemiológica marca la apertura exterior y los territorios insulares hemos de tener la posibilidad de estar abiertos, al margen de la Península», dejó claro el portavoz del Govern.

La incidencia acumulada a 14 días se situó ayer a 64 casos por 100.000 habitantes, mientras que a siete días estaba en 33 casos por 100.000 habitantes. «Hemos superado la Semana Santa», indicó Negueruela, quien valoró el esfuerzo realizado por el conjunto de la ciudadanía, así como por empresarios y trabajadores. Las patronales subrayaron el malestar que existe en el sector de la restauración, pero reconocieron que las medidas aplicadas han permitido a Baleares mantener unos buenos datos epidemiológicos «que no se puede permitir perder». Además, insistieron en la necesidad de acelerar el ritmo de vacunación y que las ayudas estatales lleguen de forma ágil y lo antes posible, peticiones que suscribieron los líderes sindicales.

«Momento crítico»
Por su parte, el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, advirtió ayer de que el actual «es un momento crítico para las islas», en el que deben mantener una situación epidemiológica estable, para que los mercados turísticos emisores se mantengan abiertos hacia Baleares. Negueruela afirmó que el archipiélago está pendiente de la decisión que pueda adoptar el Gobierno del Reino Unido en las próximas semanas en relación con el turismo, y que debe poder diferenciarse de las demás comunidades autónomas. Recalcó, además, que, «si hace diferenciación por territorios y no por países», lo que permitiría una situación diferenciada para las isla «es un momento critico por eso», ya que «una vez haga ese cribado, hasta julio no se revisará».

Negueruela señaló que «es un momento crítico para todas las islas, no solo Mallorca, también Menorca e Ibiza donde es el principal mercado emisor». «Tiene un papel muy importante que todos mantengamos esta situación, porque la situación epidemiológica marca la apertura exterior, nos guste más o menos, y cuando ésta se revise, tenemos que tener la posibilidad de estar abiertos», insistió el titular balear de Turismo.

El portavoz autonómico precisó que el Govern está haciendo «un esfuerzo muy importante con el Gobierno de España para la diferenciación por territorios, para que los insulares no vayan a la vez que los peninsulares que tienen distintas restricciones entre las comunidades». «Defendemos esta diferenciación de las islas para que se abran los mercados exteriores y el Gobierno de España está alineado en este sentido», concluyó.

Las medidas

Restauración

Los interiores siguen cerrados, pero la ocupación en las terrazas se amplía al 100 %. Las mesas serán de un máximo de cuatro personas sin limitación de núcleos de convivencia. El horario de cierre se mantiene a las 17:00 horas, si bien de lunes a jueves se puede abrir también de 20.00 a 22.30 horas.

Comercio

El horario máximo de cierre del comercio no esencial se amplía hasta las nueve de la noche. Las grandes superficies y los centros comerciales podrán volver a abrir en domingos y otros festivos de libre apertura.

Locales de juego

Pueden volver a abrir los locales de juego y apuestas, con un aforo máximo del 30 %, pero sin actividad de restauración en el interior. El horario límite de cierre se fija a las 17:00 horas y están obligados a asegurar una ventilación correcta.

Clubes de gente mayor

Se amplían a 10 personas máximo las actividades en el interior y a 15 en el exterior, que hasta ahora estaban limitadas a seis personas. No obstante, se mantiene el máximo de aforo al 50 %.

Atracciones de feria

Se pueden habilitar en grupos de máximo tres y tiene que haber una distancia mínima de 25 metros entre grupos de atracciones.

Deporte

Se permiten las competiciones deportivas federadas a partir de los 6 años. En los acontecimientos deportivos, el público solo puede comer y beber en la zona de bar.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.