Once años de trabajo en apoyo al menor abusado

La Conselleria d’Afers Socials incorporará un cuarto profesional al equipo de la Utasi

| Palma |

Valorar:
La consellera d'Afers Socials, Fina Santiago, en una imagen de archivo.

La consellera d'Afers Socials, Fina Santiago, en una imagen de archivo.

La Unidad Terapéutica de Abuso Sexual Infantil (Utasi) es un recurso de ayuda psicológica especializada en tratar a víctimas menores de 18 años y a sus familias protectoras. Esta unidad depende de la Dirección General de Infancia, Juventud y Familias, de la Conselleria d’Afers Socials, y se puso en marcha en 2010, convirtiéndose Balears en una de las pocas comunidades autónomas en disponer de un servicio así. Este año, la Conselleria incorporará al cuarto profesional en el equipo psicológico.

El abuso sexual infantil se puede dar intrafamiliar, esto es, por miembros del núcleo familiar, o extrafamiliar (un vecino, un amigo del entorno próximo, etc). «En cualquier caso, cuando se produce un hecho así, la Administración pública valora, principalmente, un aspecto: si la familia es o no protectora», explica la consellera d’Afers Socials, Fina Santiago. Un progenitor se convierte en familia protectora cuando protege al menor y actúa de forma responsable en caso de darse una situación de abuso hacia su menor.

La unidad solo interviene en casos de menores abusados con familias protectoras. «Para ser tratados en la Utasi se necesitan dos informes: que el menor ha sido abusado y que hay un familiar que les protege». Todos estos informes, aclara Santiago, llegan desde los consells insulares, específicamente desde la Unidad de Valoración de Abuso Sexual Infantil (Uvasi) o desde el sistema judicial.

Funcionamiento

La Utasi entró en funcionamiento hace ya once años, cubriendo así una necesidad en esta comunidad. ¿Por qué? La consellera detalla que «antes no existía una unidad específica para tratar abusos de menores con familias protectoras». En 2010, el servicio arrancó solo con dos psicólogas. No fue hasta la pasada legislatura cuando se incorporó la tercera y este año se incorpora la cuarta persona al equipo. Los profesionales también se desplazan a Menorca y Eivissa.

Se trata de una ayuda psicoterapéutica para conseguir –es gratuita y no hay sesiones limitadas – superar un trauma vivido, no solo por parte del menor sino también por la familia protectora. «Entendemos como abuso sexual infantil cualquier conducta dirigida hacia un menor forzada por parte de un adulto. El objetivo de este tipo de terapia es conseguir reparar un daño vivido», justifica la consellera.

La unidad realiza desde terapias individuales hasta conjuntas, es decir, entre el menor y el progenitor protector. Todo, enfocado a «reparar el daño, que la víctima consiga reconocerse como tal, que sepa que no es culpa suya, que pueda expresarlo y consiga desbloquear aspectos emocionales».

Casos

La Utasi trató en Balears en 2020 un total de 108 casos. De éstos, 71 eran intrafamiliares, 32 extrafamiliares, un caso era extrafamiliar desconocido y cuatro casos fueron extraordinarios. Sobre el rango de edad, el 47 % son menores de 14 años. Por otra parte, el sexo femenino es el que representa la gran mayoría de los casos (84 %).

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.