Coronavirus

Los controles para viajar se prorrogan y podrá utilizarse el certificado digital

El Govern pide permiso para mantener la vigilancia en los aeropuertos hasta el 31 de julio

/ | Palma |

Valorar:
Mantener los controles para dar seguridad. El Govern quiere mantener los controles para la llegada de viajeros procedentes de otras comunidades autónomas al menos hasta el 31 de julio. Con esta medida pretende garantizar la seguridad en las llegadas.

Mantener los controles para dar seguridad. El Govern quiere mantener los controles para la llegada de viajeros procedentes de otras comunidades autónomas al menos hasta el 31 de julio. Con esta medida pretende garantizar la seguridad en las llegadas.

Irene Arango

El Govern quiere mantener los controles de llegadas desde la Península en puertos y aeropuertos hasta al menos el 31 de julio, pero con una importante novedad: los viajeros procedentes de otras comunidades autónomas y los residentes que vuelvan a las islas de un viaje a la Península podrán hacer uso del certificado digital COVID, el llamado pasaporte sanitario, en los controles a su llegada a las islas.

Están exentos quienes lleguen de comunidades autónomas donde la incidencia es inferior a los 60 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. En estos momentos, la única comunidad autónoma donde se dan estos requisitos es la Comunitat Valenciana.

Certificado digital
Este certificado digital podrá incluir información sobre si la persona se ha vacunado y cuántas dosis ha recibido. También tendrá datos acerca de si ha pasado la enfermedad y, si no hay ninguno de estos dos supuestos, deberá incluir una PCR negativa hecha con 72 horas de antelación o una prueba de antígenos con 48 horas de antelación.

Los residentes podrán utilizar este pasaporte para acreditar que ya están vacunados y así no tendrán que someterse a una prueba PCR antes de entrar en las islas. En cualquier caso, el Govern mantendrá la gratuidad de la PCR y test de antígenos para los residentes. Se los podrán hacer en las comunidades autónomas desde donde viajen en los laboratorios concertados al efecto.

También en las islas
Si lo prefieren, los test podrán hacérselos también a su regreso a las islas, aunque, si eligen esta opción, los viajeros se comprometen a permanecer aislados mientras no dispongan de los resultados de los test. Los residentes aún tienen otra opción: no someterse a un test de antígenos ni PCR y permanecer diez días en cuarentena.

En cualquier caso, todas estas medidas no son por ahora más que una petición ya que el Govern está ahora pendiente de lo que pueda decir el Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB), que es quien debe autorizar estas limitaciones para entrar en las islas. El tribunal ha dado hasta ahora la razón al Govern con matices en todas las peticiones relacionadas con este asunto.

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, fue el encargado de explicar las nuevas medidas aprobadas ayer por el Consell de Govern e insistió en que el Ejecutivo apuesta por una «desescalada progresiva» también en la movilidad.

«Estamos intentando garantizar los controles», dijo en relación al aumento de afluencia, que dificulta que ese control sea de todos los viajeros. «Estamos manteniendo prácticamente el control uno por uno de los pasajeros», aseguró ayer el conseller.

Las esperas
«A nadie le gusta tener que hacer cola pero se está haciendo de la mejor manera posible para garantizar la seguridad», dijo. Durante el fin de semana también se ha producido un gran movimiento en los puertos de Balears hasta el punto de que Salut ha reclamado refuerzos a la Autoritat Portuària de Balears (APB) para evitar aglomeraciones en los viajes de barco, que se producen especialmente los domingos por la noche.

El objetivo es poder guardar la distancia de seguridad para evitar contagios de COVID-19, cosa que no fue posible este pasado domingo por la noche cuando se vivió una situación bastante tensa y se llegó a poner en riesgo la salud de los pasajeros porque había una sola persona para comprobar que los viajeros sin vehículo a bordo procedentes de Eivissa realmente venían de allí. A la salida se habría sólo una puerta pequeña y un trabajador se encargaba de comprobar el billete de barco y el DNI de cada pasajero. Se vivieron momentos de bastante tensión.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.