La salud mental de los alumnos de ESO, en el punto de mira

Cien jóvenes han pedido ayuda tras participar en un proyecto de sensibilización de Tres Salut Mental impartido en doce centros

| Palma |

Valorar:
«A mí me mentían los espejos». Neus Hernández explica su historia a través de un poema que la ayuda a contar cómo de repente, a sus trece años, sintió que «ser guapa era no ser yo». Hoy su mensaje es esperanzador: «Mi mirada se cansó de verme cansada».

«A mí me mentían los espejos». Neus Hernández explica su historia a través de un poema que la ayuda a contar cómo de repente, a sus trece años, sintió que «ser guapa era no ser yo». Hoy su mensaje es esperanzador: «Mi mirada se cansó de verme cansada».

Jaume Morey

«Mi mirada se cansó de verme cansada. Mi mente decidió que era demasiado joven para tener arrugas donde mis lágrimas; que era demasiado buena para no merecerme sonrisas cálidas». Este fragmento de poesía define cómo Neus Hernández logró pedir ayuda para salir de «un pozo muy oscuro». A sus 13 años le diagnosticaron un trastorno de conducta alimentaria pero en realidad no era capaz de mirarse a un espejo, se sentía fea.

El poema íntegro, que relata todo el proceso, se lo explica a los alumnos de tercero de ESO, ante los que cuenta su experiencia, un poco como sanación personal y un mucho como ejemplo a seguir porque, «pedir ayuda es el primer paso», dice.

Hernández es una de las activistas que participan en este proyecto de Tres Salut Mental que, cada año desde 2018, se cuelan en las clases de tercero de ESO para sensibilizar a los alumnos en una edad delicada.

Desde que se puso en marcha se ha hablado con 5.000 jóvenes y sólo en este curso la iniciativa ha llegado ya a doce centros educativos y 3.500 alumnos. «Un centenar de ellos han pedido ayuda y la totalidad ha mejorado sus conocimientos en salud mental», cuenta la coordinadora del proyecto, Mar Abrines, quien remarca la importancia de hablar.

Y es que es el momento de poner el foco en los jóvenes, dicen. Belén Álvarez, profesora y coordinadora de ESO del IES Ses Estacions asegura que este curso «ha sido especialmente crítico para nuestro alumnado». Ha habido más depresión y tristeza, porque muchos niños se han quedado encerrados en casa, por no hablar de la adicción a los videojuegos o a las redes. «La semipresencialidad también ha influido. Un alumno que viene un día sí y otro se levanta más tarde al día siguiente, se va a dormir más tarde... Por norma un adolescente es más nocturno», relata Álvarez.

El programa de Tres Salut Mental ha ayudado a poner de relieve esta problemática, más acuciada durante la pandemia. De hecho, este curso se han incorporado cápsulas específicas para hablar de la experiencia y las emociones vividas con la COVID-19. Se trata de sensibilizar sin estigmatizar. «Cuando lo hablas muchos te escuchan con los ojos vidriosos», reconoce Neus Hernández. «El mismo alumnado dice que se habla poco de esto», dice.

Crece la recaudación social del 0,7 de IRPF

‘What’s up! Com vas de salut mental?’ se desarrolla a través del programa Obertament Balears con la aportación económica de 14.200 euros de la Fundació La Caixa y es financiado por el Govern balear a través del 0,7 % del IRPF para proyectos sociales. La consellera de Afers Socials, Fina Santiago, anunció además que gracias a la aportación de los contribuyentes que marcaron con una X esta casilla de la renta, «este año se ha recaudado más» y el reparto entre estas entidades pasará de 4.600 millones a 5.700.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.