Coronavirus

La afectación de la COVID en menores de 14 años es leve y casi siempre asintomática

Los pediatras no han notado un incremento de la presión sanitaria; los síntomas son más variables

| Palma |

Valorar:
Salut abrió un punto de atención KidCovid en el hotel Melià Palma Bay, especializado en niños.

Salut abrió un punto de atención KidCovid en el hotel Melià Palma Bay, especializado en niños.

Jaume Morey

La tasa de contagios entre los 10 y los 19 años en Balears se situaba el pasado domingo en los 1.415 casos por 100.000 habitantes a 14 días. Siendo ésta la franja más afectada. Sin embargo, «la presión apenas se nota», advierte el pediatra Edelmiro Verges. «Nosotros deberíamos ver un boom de 10 a 14 y no lo hemos experimentado. No tenemos una sensación de que esto esté encima nuestro». Así pues la afectación se situaría, mayoritariamente, entre los 15 y los 20 años, seguida de la franja de veinteañeros.

«Lo vamos encontrando si lo buscamos, y lo buscamos ante fiebre pero nada más, no hay patología típica COVID», explica Verges. El presidente de la Sociedad de Pediatras de Balears (SOPEBA), Juan Carlos de Carlos, quien a su vez es médico adjunto de Cuidados Intensivos Pediátricos en el Hospital Son Espases, confirma que «afortunadamente la afectación de los niños es leve y muchas veces son asintomáticos con lo cual el número de niños ingresados es escaso, no hay problema ahora mismo».

Los síntomas en la edad pediátrica, de menos de 14 años, son mucho más variables, «primero porque es leve y es más difícil ver que son COVID-19 y luego porque los hay con clínica respiratoria y tos pero también con otras manifestaciones como diarrea, dolor abdominal, o decaimiento, con más afectación del estado general». El mensaje para los padres es que se preocupen cuando noten «que su comportamiento no es normal, que no están activos o que tienen mal color, los síntomas más comunes de la mayoría de las enfermedades», advierte el doctor De Carlos.

De hecho, según la guía del grupo de pediatría basa en la evidencia de la Asociación Española de Pediatría, a fiebre es el síntoma más frecuente de COVID en niños atendidos en urgencias, mientras que uno de cada cuatro niños presenta síntomas respiratorios, sobre todo de vías altas y poco más del 10 % tiene síntomas digestivos, generales y neurológicos. Pese a la evidencia, este colectivo sanitario se muestra cauto, «vamos con un miedo terrible porque la vacunación ha hecho que la presión haya ido bajando la edad y no debe llegar pediatría», advierte Verges mientras tranquiliza: «El dato no se ha observado en ningún país del mundo».

Los pediatras de Balears están notificando casos de COVID-19 pero ninguno notifica cifras excesivas. «Las historias de inmunidad innata o cruzada siguen siendo verdad y seguiremos sin tener muchos casos de COVID-19. Además siempre ha habido un adulto al lado de un niño enfermo y se busca al responsable», concluye Verges.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.