Argelia pide la extradición del hombre detenido en Mallorca por yihadismo

La familia del sospechoso trata de evitar que regrese a su país: «Lo torturarán», aseguran

| Palma |

Valorar:
«Es inocente». La mujer del supuesto líder de la organización (a la derecha, con su hijo y su cuñada) insiste en que él es inocente y que las autoridades de Argelia mienten.

«Es inocente». La mujer del supuesto líder de la organización (a la derecha, con su hijo y su cuñada) insiste en que él es inocente y que las autoridades de Argelia mienten.

M. À. Cañellas

Argelia ya ha pedido la extradición del hombre detenido en Llucmajor, en Mallorca, como presunto líder de una organización de tráfico de personas que supuestamente financiaba el terrorismo yihadista. La mujer del sospechoso trata de evitar que lo envíen de regreso a su país porque lo «torturarán». «Me gustaría que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos intervenga», comentó ayer en un email a este periódico. «¡Quiero detener esta injusticia antes de que llegue lo peor! Mi esposo ha estado dos días en el hospital por el shock».

El shock llegó el 31 de julio por la noche. Ocho agentes de la Guardia Civil detuvieron al hombre en un hotel de s’Arenal de Llucmajor, donde se encontraba de vacaciones junto a su mujer, su hijo pequeño, su cuñada y su suegro.

Líder

El juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea acordó su ingreso en la cárcel de Palma tras el arresto del joven, de 30 años y nacionalidad argelina. Los investigadores sostienen que lideraba desde Europa una organización criminal dedicada al tráfico de seres humanos con conexiones con grupos facilitadores asentados en el norte de África. Con esa actividad supuestamente financiaba el terrorismo yihadista en zonas de Libia.

El detenido, según las pesquisas, aprovechó esa infraestructura para colaborar en el traslado de combatientes desde Marruecos, Argelia y Túnez a zonas controladas por facciones yihadistas en Libia. La investigación permanece abierta para determinar los motivos de su presencia en España, así como para detectar a otros posibles colaboradores. La familia del hombre asegura que se encontraban de vacaciones en Mallorca y que todo lo que ha ocurrido es por culpa de la policía y de las autoridades de Argelia, que «mienten y lo están liando todo». La pesadilla, según sus familiares, comenzó en 2017.

El hombre trabajaba como agente de aduanas hasta que lo dejó y se hizo taxista. Junto a dos amigos empezó a hacer, de forma irregular, viajes desde el aeropuerto hasta la estación de autobuses en Marruecos. Tiempo después, relata la mujer del sospechoso, la policía de Argelia sorprendió a sus dos amigos realizando estos viajes y los detuvo. «Mi esposo, en ese momento, estaba en Libia para coger un barco, venir a Italia y casarse conmigo. Sus amigos contaron a los agentes la verdad, pero ellos entendieron que pertenecía a algún grupo que traficaba con personas desde Argelia a Libia».

La hermana del hombre, en una entrevista concedida a Ultima Hora, añadió: «Mi hermano viajó a Italia por amor y no porque sea un terrorista. Ahora se ganaba la vida como instalador de aires acondicionados en Suiza. Está casado y tiene un niño pequeño. Somos una buena familia».

Calvo desvincula la llegada de las pateras con el joven arrestado

La delegada del Gobierno en Baleares, Aina Calvo, desvinculó ayer la llegada de pateras con el joven arrestado en Llucmajor. «La detención no tiene nada que ver con la llegada de pateras ni con la migración irregular a nuestras islas», aclaró Calvo en declaraciones a IB3 Ràdio. El sospechoso se encontraba de vacaciones en Mallorca cuando fue detenido el pasado 31 de julio.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.