El juego patológico en Baleares: La adicción crece tras el anonimato de las plataformas

| Palma |

Valorar:
Apuestas online a través del teléfono móvil.

Apuestas online a través del teléfono móvil.

UNIR

Las adicciones comportamentales han aumentado en España en los últimos años y el perfil que arrojan las encuestas sobre el juego con apuestas a través de las plataformas deja algunos datos preocupantes. Y es que las personas que inician un tratamiento por adicción son mayoritariamente jóvenes, de entre 18 y 25 años. Projecte Home Balears, a través de sus programas específicos, atiende sobre todo en los últimos años a personas que tienen un patrón de juego mixto, «que implica que han pasado de realizar la conducta de forma presencial al anonimato que les permiten las plataformas, ya que es más difícil de controlar», explica Francisco Antonete, director del programa "Eureka" para el tratamiento de adicciones comportamentales. Poner límites o reducir riesgos es lo que persigue la nueva norma que quiere introducir el Gobierno en el juego online.

Las estadísticas, destaca Antonete, «recogen que se han duplicado los casos de personas que juegan de una forma online en el último año, respecto al anterior». Entre todos esos jugadores activos, los expertos señalan que hay un 15 % que son intensivos y que sobrepasan unos límites marcados tanto de cantidades económicas apostadas como de días consecutivos jugados. Y ahí es donde ha querido intervenir el Gobierno con la elaboración de un real decreto que establece nuevas pautas para el jugador online. El proyecto que deberá desarrollar la Ley del Juego persigue evitar que las personas lleguen a perder el control, en un espacio que, por otra parte, parece no tenerlos. Desde Projecte Home creen que «las limitaciones son totalmente necesarias, ya que, toda la regulación es una forma de prevención, y para que las personas que han desarrollado el problema tengan dificultades para acabar en recaídas y, por ende, tenga un mejor pronóstico».

Projecte Home ha atendido a más de 200 personas desde que iniciaron los tratamientos por adicciones comportamentales, y unas 40 personas en el último año. Lo hace a través de programas que se iniciaron hace relativamente poco tiempo, e, programa CIBER desde 2017 y Eureka, desde 2020. Las personas que llaman a su puerta buscando ayuda lo hacen, sobre todo, «cuando pierden el control y sufren las consecuencias derivadas del juego. En su mayoría, problemas económicos de gran envergadura con deudas derivadas de créditos, préstamos o problemas con la justicia», señala Antonete.

José María Piñero, vocal de Psicologia d'Adiccions del Col·legi de Psicòlegs de Balears, subraya que el principal mensaje que hay que hacer llegar es: «Si estás sufriendo, busca ayuda». Reconoce que «no todas las personas que juegan online van a abusar, sólo un subconjunto de ellas: son personas con unos rasgos psicológicos concretos, por ejemplo, que son impulsivas, que no toleran la frustración, con relaciones sociales pobres, posibles problemas de autoestima...». Por ello, cree que las medidas que se proyectan «no van por mal camino», «cuando más disponible esté la droga o el juego, en este caso, más posibles casos de adicción; cuantas más facilidades se dan, más gente tiene acceso a ello».

¿Ha fomentado la crisis actual el juego? Piñero valora que en «los momentos de crisis generan incertidumbre y ansiedad» y en algunos casos se aferran al juego con el propósito de «conseguir dinero». El psicólogo cree que para la recuperación de esta conducta adictiva es importantes solicitar ayuda en los recursos adecuados. En Baleares, hay diferentes Unidades de Comportamientos o Conductas Adictivas, de carácter público, y también otras entidades como Projecte Home y Juguesca.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.