Núria Riera y Antoni Costa, del PP, este martes. | Jaume Morey

1

El Govern está trabajando en la redacción de un protocolo para que los policías locales lo puedan aplicar frente a los delitos de odio. Así lo declaró este martes la consellera de Presidència, Mercedes Garrido, en respuesta a una pregunta planteada por el diputado no adscrito Maxo Benalal. Éste le había preguntado si considera oportuna la participación de las Islas en el desarrollo, junto con el Gobierno del estado, del II Plan Nacional contra los delitos de odio.

Garrido precisó que, en este segundo plan, sólo participan el tercer sector y aquellas comunidades que tienen cuerpos de policías propios como Navarra, País Vasco y Cataluña.

Sin embargo, se ha ofrecido a ser desde el Govern correa de transmisión para «trabajar de manera conjunta».

Además, mostró su «preocupación» por la proliferación de los discursos de odio, «incluso en esta Cámara», en alusión (aunque sin citarla) a intervenciones de Vox.

Baleares, pese a no tener policía autonómica, sí ha creado mecanismos de coordinación entre las policías locales y la policía estatal.