El ladrón, en plena acción, en la recepción de un hotel. | OPC

No era el ladrón más avispado del mundo, pero gracias al método utilizado consiguió cometer un importante número de hechos delictivos. La Guardia Civil ha detenido a un marroquí de 43 años, como presunto autor de un delito de hurto continuado y estafa bancaria. El ahora detenido se hacía pasar por turista y vestido como tal aprovechaba el descuido de los visitantes que se encontraban en las recepciones de los establecimientos hoteleros para sustraer las pertenencias sin que ellos se dieran cuenta.

El acusado se apropiaba de las maletas y de otros objetos personales. Si conseguía tarjetas bancarias de sus víctimas, las utilizaba para obtener dinero de las cuentas bancarias asociadas a las mismas. La Benemérita le atribuye un total de 10 delitos, aunque no se descarta la imputación de más denuncias relacionadas con estos hechos.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil aconseja no perder de vista nuestros equipajes y pertenencias. En el caso de llevar teléfonos móviles, carteras u otros objetos en bolsillos de pantalones o chaquetas, llevarlos cerrados y bien sujetos.