Tras reunirse con la UIB e intervenir en el Congreso de Educación Inclusiva, Subirats se entrevistó con Company. En la imagen, ambos con el secretario autonómico Miquel À. Sureda. | T. Ayuga

2

El conseller de Fons Europeus, Universitat i Cultura, Miquel Company, y el ministro de Universidades, Joan Subirats, trataron este miércoles en Palma diversas cuestiones de ámbito estatal y autonómico, entre las que se encuentra el inicio del grado de Ciències de la Mar y, en el caso de Menorca, de Enginyeria Informàtica a partir del curso 2023-24, ambos impartidos por la Universitat de les Illes Balears (UIB). El grado de Ciències de la Mar está pendiente de la remisión del plan de estudios a la Agencia Nacional de la Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) para que pueda ser una realidad a partir del curso 2023-24.

Mientras tanto, la ANECA ya está evaluando los planes de estudio de Farmacia y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte para que empiecen a impartirse en la UIB a partir del próximo curso 2022-23. Company explicó que «hemos tratado medidas sociales, económicas y de infraestructuras para la UIB, así como cuestiones de investigación y nuevos grados, como los de Ciències de la Mar y, en el caso de Menorca, de Enginyeria Informàtica».

Inversión

El encuentro entre ambos responsables coincide con la elaboración de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU). En este sentido, Company reivindicó que la ley estatal «contabilice los presupuestos destinados a investigación como inversión, no como gasto. La investigación deriva en transferencia del conocimiento a la sociedad y, por tanto, debe ser considerada como inversión que revierte en beneficio de la sociedad». Respecto a la ley que prepara su departamento, Subirats destacó que «debe reforzar la relación entre la universidad y la sociedad, así como la docencia, introducir cambios respecto a la presencia de la innovación tecnológica y recuperar la financiación».

En esta línea, el ministro señaló que «la nueva ley prevé destinar el 1 % del Producto Interior Bruto –PIB– a las universidades. Ayer –anteayer para el lector– asistí en Luxemburgo a un consejo europeo de ministros de Educación y Universidades de la UE, y se perfila un espacio europeo de la educación superior. Por ello es necesario alcanzar una financiación suficiente». El Gobierno tiene la previsión de aprobar la LOSU durante el primer semestre de 2023 y para el próximo mes de mayo ya presentaría un borrador. Previamente, por la mañana, Subirats se reunió con el rector de la UIB, Jaume Carot, y con una representación de la comunidad universitaria. Asimismo, el ministro intervino en el Congreso Internacional de Universidad y Educación Inclusiva, que estos días se celebra en la propia UIB. 

El apunte

Polémica trans: «Las opiniones merecen ser escuchadas»

Algunas entidades trans han organizado hoy una concentración de protesta a raíz de una conferencia prevista para este jueves en la UIB sobre la identidad de género, que consideran un discurso de odio. Subirats declaró que «no conozco al detalle esta polémica, pero la universidad es un espacio para el espíritu crítico y de confrontación de ideas y opiniones. Cualquier opinión merece ser escuchada».