Imágenes de la reunión de este lunes. | CAIB

27

La comisión informativa sobre los casos de menores tuteladas abusadas en Mallorca se llevó este lunes un encargo del Govern: que la Comisión Europea apruebe una normativa específica para combatir la explotación sexual infantil y adolescente (separada de la de pornografía), que es «una lacra social que afecta a todas las sociedades del mundo», según la consellera Fina Santiago. Ésta, igual que la presidenta Francina Armengol, respondió a preguntas de la delegación y expuso las competencias del Govern en la materia y cómo se había respondido al caso. Santiago calificó de «constructiva» la reunión «por parte de la mayoría», aunque se quejó «del partidismo de una parte», «que venía a ridiculizar y destruir».

La misión del Parlamento Europeo comenzó sus entrevistas con las tres personas que denunciaron el caso. El primero en intervenir fue un excandidato de Vox por Eivissa. Después, llegó el turno de dos de las madres de menores tuteladas y que han perdido la custodia por orden judicial. Según comentarios posteriores (las reuniones son a puerta cerrada), fueron testimonios «estremecedores» y con duras críticas a la gestión del IMAS, que es el organismo dependiente del Consell que se encarga de la tutela. La comisión, que preside la eurodiputada del PP Dolors Monserrat, se dedicará este martes a buscar la versión del IMAS y el Consell.

Antes de desplazarse al Consolat de Mar –donde se reunieron con la presidenta Armengol y la consellera Santiago–, escucharon la opinión de tres periodistas que se han ocupado del caso, entre ellos Julio Bastida, redactor de Sucesos de Ultima Hora, que explicó que «durante años ha existido un silencio cómplice entre instituciones para ocultar o minimizar casos de abusos, prostitución y fugas de centros tutelados del IMAS». «Resulta incomprensible que el IMAS retire la custodia a los padres y después éstos comprueben que sus hijos ejercen la mendicidad en la plaza de España o la prostitución en la Estación Intermodal. Por 20 euros, cualquiera de ustedes puede acudir a los baños y mantener sexo oral con un niño o niña sin ninguna dificultad», dijo Bastida a la delegación. Uno de los eruroparlamentarios preguntó si se habían producido dimisiones. «En las primeras reuniones ha quedado un poco evidenciado el hecho de que esta misión es una misión partidista, impulsada por la extrema derecha, con el seguidismo del PP», dijo la eurodiputada socialista Alicia Homs. Por la mañana, el portavoz de Vox en Balears, Jorge Campos, indicó que «si esta comisión investiga es por nosotros».

La eurodiputada del PP Rosa Estaràs negó que existiera partidismo. Después de la reunión en el Consolat, dijo que «no haremos ningún informe ideológico» y que «tenemos que llegar al final». La eurodiputada afirmó que «me ha parecido curioso que la presidenta haya dicho que se ha investigado cuando eso no es así». En su opinión, Francina Armengol se precipita cuando dice que en Balears hay más casos porque se denuncia más». También criticó al IMAS.