Los sueldos de los trabajadores de Baleares se encuentran por debajo de la media estatal. | M. À. Cañellas

0

Los trabajadores de Baleares cobraron de media en 2020 casi 7.000 euros menos de media que los vascos. El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer los datos salariales de España y la sorpresa es que, según el INE, los sueldos subieron en las Islas en pleno año de ERTE. Lo hicieron un 2,4 % con respecto a 2019, pero solo sobre el papel ya que el instituto estadístico tuvo en cuenta el sueldo que constaba en las empresas y no lo que realmente se pagó con los ERTE.

La cifra resultante es que el sueldo medio de los trabajadores de las Islas fue de 23.881 euros en 2020, muy lejos de los 30.224 euros de media que cobra un asalariado vasco. Las asignaciones económicas de los trabajadores de las Islas siguen estando por debajo de la media estatal y la explicación a este bajo poder adquisitivo está en la modalidad de fijos discontinuos.

Fijos discontinuos

Los trabajadores que están en esta modalidad cobran su sueldo durante los meses que trabajan de manera efectiva, pero luego pasan una temporada en el paro, lo que hace que su salario medio anual baje. Dado que se trata de un tipo de contrato muy extendido en las Islas, el suelo medio de los trabajadores de Balears cae por debajo del de otras comunidades como Navarra, Madrid, Cataluña o Aragón.

La estadística del INE muestra las diferencias salariales que hay entre los trabajadores españoles y extranjeros. Un trabajador de nacionalidad española cobra de media 24.682 euros, mientras que un extranjero percibe un 24 % menos, con unos ingresos anuales de 18.883 euros en el año de la pandemia.

También hay diferencias entre lo que perciben los hombres y las mujeres de Baleares. Ellas cobran de media 21.998 euros al año, casi 4.000 euros menos que sus compañeros. En este caso, la diferencia está en que trabajan en empleos menos especializados y además son ellas las que normalmente piden reducción de jornada para afrontar el cuidado de los hijos, lo que les penaliza en el salario anual que cobran.

Otras diferencias que se aprecian en la estadística del INE se refiere a las diferencias salariales en función del campo donde trabajan. Los trabajadores del sector de la industria son lo que más cobran, un total de 24.466 euros en el año 2020, mientras que los del sector de la construcción son lo que tuvieron menos ingresos salariales, con 22.819 euros al año. En medio se sitúan los trabajadores del sector servicios, con unos ingresos anuales de 23.975 euros en el año 2020.