Cristina Ventura, el lunes, con sus dos perros. | Alejandro Sepúlveda

Cristina Ventura, la jubilada de 64 años que denunció a este diario haber sido desahuciada «por sorpresa» del piso en el que llevaba 15 años viviendo de alquiler, pasó la noche del lunes en el coche del hombre con el que convivía. «Fuimos al aparcamiento del hospital de Son Espases; por suerte, no pasamos frío», explicó por teléfono. Además, dijo que intentaría ir a Cruz Roja para ver si le podían atender para asearse.

También comentó que, finalmente, en tres o cuatro días podrá recoger todas las pertenencias que tuvo que dejar en la casa. Así lo acordó con un representante de la entidad que gestiona la casa que alquilaba. Aun así, mantiene que presentará una denuncia por su caso.

Noticias relacionadas

Ventura, nacida en Francia, lleva 25 años residiendo en España. La jubilada dice que cobra una pensión de su país de origen más una paga de viudedad. Denunció que su abogado le ha estafado falsificando su firma, pero ayer rectificó, limitándose a decir que el problema se había producido en los juzgados.