La Biblioteca

Venganza orgásmica

|

Valorar:
preload
Jo sóc aquell que va matar Franco de Joan-Lluís Lluís. PROA

Jo sóc aquell que va matar Franco de Joan-Lluís Lluís. PROA

01-03-2018

El punto de partida de esta novela puede que sea una frase que el autor encontró siendo adolescente en una placa a los pies del Canigó. La inscripción decía: «Malfia’t de la història; somia-la i refés-la». Se trataba de unas palabras del poeta Pere Quart que el joven escritor apuntó en una libreta; una máxima que, por fin, lo movió a escribir una novela. Porque Jo sóc aquell que va matar Franco, esta novela que por su riqueza lingüística, la reconstrucción de unos hechos imaginarios –que tanto habrían gustado a muchos– y el uso de la ironía le ha valido a JoanLluís Lluís el premio Sant Jordi 2017, es un vuelco total de los hechos que ocurrieron realmente después de la Guerra Civil. En ella el protagonista es Agustí Vilamat, un joven tuerto (a causa de un accidente), tímido y apocado que de niño sentirá una especie de éxtasis cuando por primera vez lea una revista en catalán en casa de un notario y se dé cuenta de que también se puede escribir en la lengua que se habla en su casa. Tras instalarse en Barcelona, donde trabaja como corrector lingüístico, estalla la guerra y deberá refugiarse y vivir en la clandestinidad. Es entonces cuando Vilamat toma dos decisiones esenciales: leer de cabo a rabo el Diccionari General de la Llengua Catalana y matar al general Franco. Es muy importante toda la evolución del protagonista dentro de esta ucronía inventada por el novelista, que sueña la historia y la rehace, como animaba a llevar a cabo el poeta social de Sabadell. Y todo este relato hace que la narración resulte entretenida y ciertamente curiosa. Un importante crítico la ha tildado de novela ‘astuta’. A mí me extraña que nadie la haya calificado de oportunista y de historia con un mensaje demasiado explícito. A nosotros nunca nos han gustado las novelas con mensaje. Y aquí es demasiado claro el juego maniqueísta de buenos y malos y de barrer para casa hasta el punto de afirmar que esta venganza ha sido ‘orgásmica’. No me puedo imaginar lo que habrá sido, encima, ganar este premio tan importante, sin contrincante posible, claro.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.