BBVA ya digitaliza avales para empresas

Valorar:
preload
Nieves Pozuelo es la responsable del proyecto, que ha conseguido ya un 80% de digitalización.

Nieves Pozuelo es la responsable del proyecto, que ha conseguido ya un 80% de digitalización.

25-10-2018 | LUIS CAMACHO

BBVA AvalBox es la nueva herramienta digital de BBVA que permite solicitar, presentar y consultar avales de forma online. De esta manera, la entidad continúa con el proceso de transformación digital y simplifica así uno de los pocos procesos que aún solo podían gestionarse de manera presencial y en papel.

Nieves Pozuelo es la responsable del proyecto. Habla de BBVA AvalBox con entusiasmo, convencida de la bondad de una iniciativa que ha gozado del favor de los clientes desde el primer momento. “En cuatro meses el 80% de los avales ya se solicitan digitalmente”, explica Pozuelo.

Destaca también que el proceso para conseguir un aval se ha visto agilizado. “En general, suele estar listo al día siguiente e incluso presentado ante el beneficiario si se elige la opción de presentación digital o telemática”, asegura.

El aval bancario es una operación de garantía por la que BBVA se compromete a responder del cumplimiento de una obligación de un cliente ante un tercero (beneficiario). El aval evidentemente solo se ejecuta si el cliente no cumple con las obligaciones contractuales contraídas.

Hasta ahora, se trataba de un proceso largo, ya que requería acordar un modelo que fuera revisado por los servicios jurídicos de la entidad, la confección por parte de los departamentos administrativos, la firma manuscrita, la recogida física por parte del avalado y la entrega al beneficiario. Ahora, más de 10.000 empresas clientes podrán beneficiarse de la nueva herramienta. Anualmente, la entidad concede más de 25.000 avales, que podrían ahora beneficiarse de BBVA AvalBox.

El aval digital permite solicitar, presentar y consultar el documento de forma rápida y con la máxima seguridad. La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre actúa como tercero de confianza y, apoyándose en la solución desarrollada por su socio tecnológico Accenture, comunica a los intervinientes la emisión del aval, custodia el documento y ofrece un servicio de verificación.

En todo caso, la herramienta también permite realizar esta gestión en papel. Solo hay que solicitarlo en BBVA AvalBox y recogerlo en una de las oficinas comerciales de la entidad. “Es un proceso muy seguro”, relata Pozuelo.

El aval puede también presentarse de forma telemática ante la sede electrónica de la Caja General de Depósitos del Tesoro Público, pero solo en el caso de que el beneficiario sea de la Administración general del Estado.

BBVA calcula que más de 10.000 empresas clientes de la entidad podrán beneficiarse de la nueva herramienta. “Las empresas se evitarán desplazamientos y ahorrarán tiempo, además de los costes de custodia”, argumenta.

Ahora, “el gran reto es digitalizar el proceso de cancelación y el objetivo es tenerlo disponible en el primer trimestre de 2019”, asegura Pozuelo. Los clientes, para poder gestionar de forma online los avales, han de estar de alta en BBVA Net Cash y en el módulo de avales.